El "mamut" del Bosque de La Habana que ya no está

LA HABANA, 10 julio Una reciente publicación realizada por un usuario en el Grupo de Facebook “Amigos del Motor” ha reparado en un singular árbol del Bosque de La Habana que habría sido talado recientemente.

Se trata de un árbol cuyas ramas se extendían sobre la carretera y recreaban de forma natural lo que parecía ser la silueta de un mamut.

Un comentarista se lamenta y señala que ese árbol “era uno de los grandes atractivos” del lugar, al tiempo que varios internautas confirman que, efectivamente, fue talado en estos días.

Uno de los usuarios ha destacado que no solo tenía forma de elefante, sino que además parecía que había un hombre detrás.

“Es un crimen que hallan cortado ese árbol que daba tan bello paisaje”, señala otro comentarista. “Eso ya no existe algún genio lo cortó”. “Vino uno que le molestó y lo cortó, así somos de cuidadosos”, concluye otro.

El llamado Bosque de La Habana forma parte del Gran Parque Metropolitano de la Habana, cuyas 700 hectáreas de extensión acogen diversas atracciones, pero sobre todo una impresionante vegetación que recrean formas caprichosas y que forman un bello paisaje.

La idea de construir un gran parque a orillas del Almendares se manejó por primera vez en 1912. La iniciativa la lanzó el publicista Carlos de Velasco en su revista Cuba Contemporánea.

A finales de los años veinte del pasado siglo, cuando Gerardo Machado invitó a Cuba a Jean Claude Nicolás Forestier, el urbanista francés concibió la creación de un Gran Parque Nacional que tendría el río Almendares y el verde de sus inmediaciones como protagonistas esenciales.
Sin embargo, el bosque tardaría todavía algunos años en convertirse en una realidad. En octubre de 1937, tras varias idas y venidas, el bosque comenzó a llenarse de gente que iba allí a pasear o a merendar.

El Bosque de La Habana ha padecido sucesivos períodos de abandono en las últimas décadas, que el Gobierno cubano ha intentado paliar abriendo espacios culturales y gastronómicos en la zona.

A finales de marzo de este año, un grupo de jóvenes y niños cubanos se sumaron voluntariamente al popular reto de Internet ‘Trash Challenge’ para limpiar parte del Bosque de La Habana.

Según una publicación compartida por la página de Facebook de la Fábrica de Arte Cubano (FAC), se recogieron “680 kg de basura (más de media tonelada) extraída de los márgenes del Río Almendares”.

La actividad de desarrolló específicamente en el Paisaje Natural Protegido “Isla Josefina”, del Gran Parque Metropolitano de La Habana.

Con información de Cibercuba