EE.UU. establece nuevas reglas para vuelos chárter a La Habana

LA HABANA, 14 feb. Los vuelos fletados desde Estados Unidos a Cuba serán operados mayormente por las compañías Swift Air y World Atlantic, y quedarán sujetos a un estricto reglamento de operaciones aéreas que entrará en vigor el próximo marzo, según un documento del Departamento de Transporte.

La orden emitida por el DOTestablece los nuevos procedimientos que regirán el negocio de los vuelos chárter a Cuba, y que desde el 10 de marzo quedarán restringidos a un único destino: el Aeropuerto Internacional “José Martí” de La Habana. La decisión se suma a la política de recrudecimiento de sanciones contra Cuba por parte de la administración Trump, que desde diciembre había cancelado los vuelos regulares de aerolíneas estadounidenses a nueve aeropuertos del interior de la isla.

En un documento de 10 páginas, el DOT dispuso la concesión inicial del 75 % de los vuelos chárter autorizados a Swift Air y World Atlantic (también identificada como Caribbean Sun Airlines), e instituir a la vez un fondo común para la distribución del resto de los vuelos -por orden de inscripción- a otras compañías transportistas interesadas.

Swift Air ofrecerá sus servicios a las compañías operadoras Aerocuba, Cubazul, HavanaAir y Xael Charters para vuelos desde los aeropuertos de Miami, Fort Myers y Tampa; World Atlantic fletará sus aviones a Anmart Superior Travel para viajes desde Miami y Tampa.

“En consonancia con nuestro objetivo de mantener los niveles actuales de servicio, el DOT ha decidido provisionalmente conceder una asignación inicial a las compañías aéreas que ya han sido autorizadas a ofrecer vuelos chárter públicos a La Habana, teniendo en cuenta la prospección de vuelos que fue presentada a nuestro departamento”, indica el documento.

Hasta la fecha de emisión de la orden, el pasado 29 de enero, las autoridades del DOT habían aceptado la propuesta de 2,654 vuelos chárter públicos de ida y vuelta entre Estados Unidos y La Habana,  programados del 1 de marzo de 2020 al 31 de enero de 2021. De ellos 2,299 serían  operados por Swift Air y 355 por World Atlantic.

El DOT ha fijado un límite de hasta 3,600 vuelos chárter de ida y vuelta a La Habana para el año, basándose en las prospecciones aceptadas durante 2019, aunque no significa que esa cantidad de viajes vaya a realizarse.  El organismo federal tiene fijado el año oficial chárter 2020/2021 a partir del 1 de marzo.

El documento regulatorio, con carácter preliminar, fue enviado a las compañías aéreas y las agencias de vuelos chárter  para que hicieran sus comentarios y sugerencias antes de que el DOT emita una resolución final, prevista para fines de este mes.

Las partes interesadas presentaron esta semana sus observaciones y para el 19 de febrero deben ser enviadas las respuestas del DOT, según explicó este viernes a CiberCuba un portavoz de la entidad.

El funcionario agregó que como  el DOT se reserva el derecho a modificar el enfoque en las regulaciones de los vuelos chárter a Cuba y a adoptar los procedimientos que sean necesarios para tomar las decisiones de asignación.

Algunas de las nuevas reglas dictadas por el DOT incluyen:

  • El número de vuelos sujetos a asignación por adelantado sería el 75% del total de vuelos disponibles.
  • Todos los transportistas interesados conservarán la oportunidad de participar en el mercado de vuelos chárter públicos, que quedarán en un fondo común con el 25 % del resto de los vuelos autorizados.
  • Las asignaciones son intransferibles entre compañías charteadoras.
  • Los transportistas titulares perderían sus asignaciones por adelantado si no mantienen un nivel de servicio medio del 5% del límite de los chárter públicos a La Habana durante los dos últimos años consecutivos.
  • Se tomarán  medidas para impedir que los transportistas almacenen asignaciones de chárter sin planes de utilizarlas.
  • Al final del sexto mes de operaciones con vuelos chárter, las asignaciones restantes que excedan del número de las utilizadas o comprometidas durante ese primer semestre serán confiscadas y colocadas en el fondo común de asignaciones.
  • En las solicitudes se debe identificar al operador del chárter público; fecha de cada vuelo de ida; tipo de aeronave que se utilizará; y declaración en la que se afirme que el transportista tiene planes firmes de utilizar los chárteres.
  • Las solicitudes no podrán presentarse antes de los seis meses anteriores a la fecha del vuelo, y los transportistas podrán solicitar la realización de hasta 20 vuelos mensuales del fondo de reserva.

El DOT decidió delegar provisionalmente en el Director de la Oficina de Aviación Internacional la facultad de administrar la distribución del fondo de reserva de vuelos chárter propuestos.

“Son regulaciones bien estrictas y el proceso será más complicado a partir de ahora”, dijo a CiberCuba un empresario de vuelos chárter en Miami.

El empresario, que pidió no ser identificado, dijo que no prevé un incremento significativo en los costos de los pasajes a La Habana.

El negocio de los chárter ocupaba alrededor del 30 por ciento de las operaciones comerciales hacia Cuba hasta el pasado año, con una frecuencia de 69 vuelos semanales. Luego de producirse la restricción de los vuelos regulares a provincias, las compañías charteadoras reanimaron sus servicios e incrementaron sus ofertas en un 25 porciento.

Pero la suspensión de los vuelos a provincias podría aumentar la demanda de boletos a La Habana.

De hecho, American Airlines está pidiendo ocupar el itinerario de 14 vuelos regulares a La Habana que dejará vacante la aerolínea Jet Blue desde el 29 de abril. La solicitud, que otorgaría a American Airlines ocho vuelos diarios de ida y vuelta a la capital cubana, está aún pendiente de una decisión del DOT.

Las operadoras de vuelos chárter ofrecen gratis las primeras 44 libras y cobran entre un dólar o dos por libra en exceso de equipaje. El incentivo para los pasajeros que utilizan este servicio es poder transportar un mayor volumen de equipaje del que es permitido en los vuelos regulares.

Los vuelos chárter fueron autorizados por la administración de Jimmy Carter en 1977, cuando la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro introdujo una enmienda que autorizaba a los proveedores de servicios a asistir en vuelos internacionales.

Desde 1999, la OFAC autorizó los primeros viajes a aeropuertos del interior del país, comenzando por la provincia de Holguín.

Fuente Cibercuba