Economista cubano critica nuevas medidas del gobierno: «Nos lleva a un aumento enorme de la pobreza»

Economista cubano critica nuevas medidas del gobierno: "Nos lleva a un aumento enorme de la pobreza"

LA HABANA, 14 ene. El destacado economista cubano Javier Pérez Capdevilla aseguró el viernes que las nuevas medidas del gobierno para salvar al país empobrecerán al pueblo.«Nos lleva a un aumento enorme de la pobreza», dijo en Facebook el científico, quien afirmó que su deber es ser crítico y no conformista con las medidas del gobierno cubano.

Explicó que los confusos y ambiguos anuncios del régimen «tienen como supuesto objetivo lograr una estabilización macroeconómica», pero en realidad no se tratan de una solución real, «sino solo un punto de partida, y no hay ninguna garantía de que vaya a funcionar», dada la persistente torpeza de los funcionarios vinculados a la economía.

«El plan de medidas se basa en recortar subsidios e incrementar precios, lo que nos lleva a un aumento enorme de la pobreza. Entonces, ¿de qué estabilización hablan? Es solo una ilusión, una suposición que no se concreta, que solo nos hace más pobres cada día, como lo hemos sufrido en los últimos años», señaló.

Publicación en Facebook

Pérez Capdevilla afirma que realmente «no se ven medidas para salir del estancamiento económico y, mucho menos, para reducir la inflación».

Argumenta que todo el plan es paralelo a un «déficit fiscal que conlleva a generar más dinero líquido, lo que no estimula la economía, sino la inflación».

«No se puede salvar un país si no se salva al pueblo», subrayó.

Dijo que su desconfianza se refuerza con la proyección de análisis erróneos como la afirmación gubernamental de que “el porcentaje de consumidores por debajo de una cantidad de kilovatios, es la variable que determina que el resto son altos consumidores”.

«Eso es una barbaridad que ofende a la ciencia y al sentido común», señaló Pérez Capdevilla.

Asimismo, en el hecho de que se han medido mal los efectos económicos y no se han calculado los efectos sociales que nos afectan hasta en nuestra salud, lo cual ha incidido en el mayor aislamiento de provincias como Guantánamo, donde muchas personas deben viajar por problemas de enfermedad que no se pueden resolver en ese territorio por falta de equipamiento y otros medios de diagnóstico.

«Estoy casi seguro de que muchos economistas de la capital de nuestro país han advertido esto, pero no han sido escuchados», consideró.

Desde el anuncio de las medidas, que suben entre un 20 y un 500% los servicios básicos en el país, la población cubana, que ya estaba asfixiada, ha mostrado su descontento con el gobierno de Miguel Díaz-Canel y sus soluciones para resolver las «distorsiones» que ellos mismos crearon.

«Están incitando a la manifestación. Yo soy fidelista y estaba 100% de acuerdo con la economía y la situación en tiempos de Fidel Castro, pero ya no está. El nuevo gobierno está llevando al pueblo contra la pared», dijo una cubana en plena calle.

El pueblo no tiene recursos para mantenerse día a día y el gobierno prevé un aumento en el precio de servicios básicos como el gas licuado, la electricidad, el combustible y el transporte. Muchas personas temen que el salario no les alcance ni siquiera para ir a trabajar.

«Si compro comida, no puedo pagar ni el gas, ni la electricidad, ni nada. Es así con todo. Esto es un desastre», dijo otra cubana entrevistada en La Habana por Martí Noticias.

El régimen, por su parte, pide confianza y dice que las medidas tendrán en cuenta a los más vulnerables. Pero la población descree de estas declaraciones cuando casi el 90% está en situación de vulnerabilidad.

Fuente