Diplomáticos rusos y cubanos discuten cooperación bilateral en La Habana

LA HABANA, 26 feb (EFE).- Cuba y Rusia apostaron este lunes por seguir fortaleciendo sus relaciones bilaterales durante un encuentro entre el canciller de la isla, Bruno Rodríguez, y el viceministro primero de Asuntos Exteriores de Rusia, Vladimir Titov, celebrado este lunes en La Habana.

Rodríguez y Titov expresaron la “voluntad mutua” de continuar fortaleciendo los vínculos político-diplomáticos, económicos, comerciales, culturales y de cooperación, según refiere una nota de la Cancillería cubana.

Además constataron el “excelente estado” de las relaciones bilaterales, marcadas por la existencia de un diálogo político al “más alto nivel”.

En el diálogo también trataron asuntos de actualidad, sobre los que manifestaron la “coincidencia de posiciones” en diversos temas de la agenda internacional y regional.

El viceministro ruso realiza una visita de trabajo a Cuba para presidir la delegación de su país a una reunión de consultas políticas intercancillerías entre ambas naciones, y previamente había mantenido un encuentro con su homólogo cubano, Marcelino Medina.

Desde hace varios años, Cuba y Rusia han dado un nuevo impulso a su relación bilateral para reactivar la estrecha cooperación que mantenían antes de la desaparición de la Unión Soviética en 1991.

Ambos gobiernos han firmado acuerdos de cooperación en diversos sectores y mantienen frecuentes contactos e intercambios de visitas.

En noviembre pasado, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel , realizó una visita oficial a Rusia donde su par, Vladimir Putin, prometió ayudar al país caribeño en el proceso de modernización y reforma de su economía.

Rusia es uno de los diez primeros socios comerciales de Cuba, que reconoce su asociación con el país euroasiático es “estratégica”.

Uno de los proyectos en marcha en la isla con inversión rusa se encargará de mejorar la capacidad vial y reanimar el deprimido sistema ferroviario del país caribeño con la inversión de unos 1.000 millones de euros (equivalentes a unos 1.054 millones de dólares) hasta el año 2030.