Diez millones de dólares en automóviles de EEUU para Cuba en 2023

Cuba imports for 10 millon dollars cars from the US in 2023

LA HABANA, 14 feb. Desde una ambulancia de más de 78.000 dólares hasta camiones de gran tonelaje y automóviles de lujo, motocicletas, remolques, chasis, partes y piezas de vehículos: las compras de vehículos en EEUU por parte de Cuba sumaron en 2023 casi diez millones de dólares.

Esa cifra es llamativa, teniendo en cuenta que las licencias otorgadas por el Departamento de Comercio de Estados Unidos a contados proveedores de esa nación tienen como condición que el comprador en Cuba sea una persona natural residente en la Isla, o personas jurídicas cubanas y extranjeras, que van desde «empresas privadas propiedad de nacionales de Cuba» hasta embajadas.

Entonces, ¿quién fue el comprador de la ambulancia que llegó en noviembre a la Isla tras ser embarcada en Miami? Ese vehículo especializado costó 78.590 dólares, según el resumen de las exportaciones de EEUU a Cuba en 2023 publicado por el Consejo Económico y Comercial Cuba-EEUU.

La lista de vehículos comprados desde Cuba incluye 147.247 dólares en tractores usados para uso agrícola; 85.735 dólares en vehículos de pasajeros de combustión interna de entre 1.000 y 1.500 centímetros cúbicos (cc); 186.500 dólares en casas rodantes de entre 1.500 y 3.000cc, y 357.442 dólares en vehículos nuevos de cuatro cilindros, todos embarcados desde Miami y descargados en el puerto de Mariel.

El mayor volumen de las compras de carros lo ocuparon los vehículos usados de entre 1.500 y 3.000cc, que desde Miami sumaron 4.385.612 dólares y desde Tampa 608.437. Entre ellos estarían decenas de modelos de carros de lujo modernos que circulan por las calles cubanas, incluidos modelos Tesla y Mercedes Benz.

Otra cifra significativa son los vehículos de pasajeros de gasolina usados: de Miami salieron carros de ese tipo por 199.322 dólares, y de Tampa por 101.792 dólares. Una cifra menor de igual clase de vehículos, pero de diésel, fueron exportados desde New Orleans, por un valor de 36.289 dólares.

A lo anterior, súmensele camiones de cinco toneladas métricas (89.938 dólares) y de 20 toneladas métricas (448.491 dólares), todos de diésel, embarcados desde Miami, Tampa y New Orleans, además de vehículos de transporte de productos de entre cinco y nueve toneladas métricas, por un valor de 440.400 dólares.

A la suma total de importaciones de vehículos hay que sumar las partes y piezas de repuesto. Por ejemplo, la lista incluye 78.000 dólares en carrocerías para carros de turismo; 6.524 dólares en parachoques y otros elementos de carrocería; 51.800 dólares en gomas, y partes y piezas para tractores.

Otro apartado significativo es el de las motocicletas. EEUU vendió a personas residentes en la Isla la cifra de 100.000 dólares en esa clase de vehículos, incluidos ciclomotores, todos de 50cc, y 34.000 dólares en equipos de 800cc.

Cierra la lista una suma estimable de trailers y semi trailers, todos comprados en Miami y Tampa, por la suma de 89.560 dólares, a los que se suman 27.231 dólares en vehículos de propulsión no mecánica.

El total de esas importaciones desde Cuba dejó en las arcas de empresas de EEUU un total de 9.824.627 dólares, que se suman a los casi 350 millones de dólares en alimentos y productos agrícolas que compró La Habana el año pasado.

Si se toma en cuenta que, como comentara Alejandro Cantón, director de la empresa Maravana Cargo, de Hialeah, que tiene una licencia del Departamento del Tesoro estadounidense para enviar artículos y equipos de todo tipo a Cuba, incluyendo autos, la Aduana General de la República de Cuba cobra entre 20.000 y 56.000 dólares por cada carro importado, se trata de un negocio redondo para La Habana.

Esas importaciones se realizan, además, a través de firmas del régimen cubano autorizadas para operar como intermediarias en las adquisiciones. Esa lista la integran IMPEXPORT, S.U.R.L; SERLOVEM S.U.R.L; TRANSIMPORT; MAQUIMPORT; DIVEP; TRADEX, y MCV Comercial.

Fuente