Detenida la mejoría de la bahía de La Habana

LA HABANA, 2 junio El  Centro de Ingeniería y Manejo Ambiental de Bahías y Costas (#Cimab) viene estudiando sistemáticamente la #bahíadeLaHabana desde los años 80 del siglo pasado y ya cuenta con una data de más de 30 años, no solo del espejo de agua y los sedimentos de la bahía,

también una evaluación de las fuentes contaminantes: los drenajes pluviales, las corrientes superficiales y las principales fuentes contaminantes terrestres que agreden a la bahía, como la refinería de petróleo, el grupo electrógeno, Prodal…

Naturaleza Secreta tuvo el privilegio de acompañar a un equipo de investigadores de esta institución mientras realizaba el monitoreo de este mes a la bahía y conversar con Jesús Manuel Beltrán González, su Director de la División de Contaminación y Jefe del Proyecto para el monitoreo integral de la bahía de La Habana:Detenida la mejoría de la bahía de La Habana

“Hay contaminación bacteriológica, hay contaminación por residuos sólidos, hay contaminación orgánica, hay contaminación por petróleo, hay contaminación por metales, hay contaminación por compuestos orgánicos persistentes, como son los plaguicidas…Cuando digo contaminación, me refiero a valores altos.

Hoy por hoy las condiciones que tiene la bahía ni se asemejan a las que tenía en los años 80, el ecosistema tiene una favorable mejoría con respecto a los años 80, no obstante después del 2015 para acá ha habido como un freno a la mejoría en cuanto a los niveles que se han encontrado…hasta el 2015 hubo una curva ascendente, a partir del 2015 hacia adelante no hay mejoría. “

Detenida la mejoría de la bahía de La HabanaEn opinión de Beltrán las dos causas de esta tendencia son: “hay muchas más indisciplinas desde el punto de vista tecnológico y desde el punto de vista industrial para el vertimiento de los residuales y la otra, tiene que ver con que las medidas que se han implementado ya no son suficientes, hay que utilizar medidas más drásticas.”

En momentos que la bahía de La Habana inclina su vocación más hacia el turismo y la recreación, a partir de la ejecución del proyecto de la bahía de Mariel, que asume buena parte de las funciones portuarias que antes desempeñaba la de La Habana, pareciera que está detenido el proceso de mejoría que ha experimentado este ecosistema en los últimos 30 años.

Se requieren nuevas medidas para continuar mejorando las condiciones ambientales de una bahía poseedora de una rica historia y tan importante para el desarrollo de una ciudad en vísperas de su 500 aniversario.
(Fuente: Naturaleza Secreta de Cuba)