Desinfectan ómnibus en La Habana para prevenir la COVID-19

LA HABANA, 16 marzo En una ciudad como La Habana que traslada como promedio un millón de personas diariamente en los ómnibus, toda medida que se tome para combatir el nuevo coronavirus pudiese parecer poca.

Sin embargo, el Ministerio de Transporte (Mitrans) ha puesto en marcha una serie de acciones encaminadas a incrementar la higienización y control preventivo en la Empresa Provincial de Transporte, que compete a los ómnibus articulados y rígidos que participan en traslado de la población de forma diaria en la capital.

Las medidas, que iniciaron desde el pasado martes, también incluyen los centros de trabajo y a la llegada de cada trabajador a la unidades de base, refirió Raimundo Hierro Luna, subdirector de recursos humanos de la empresa.

El proceso está establecido para que, una vez llegue la “guagua” a la terminal, un equipo comience con la desinfección con soluciones de cloro de los pasamanos, asientos, puertas y otras superficies.

Los horarios de salida del transporte no se afectarán, pues también en los momentos picos, entre cada salida de los ómnibus, se disponen de 15 minutos para realizar las limpiezas, explicó Mauricio Mató Hernández, director de la Terminal de Mulgoba.

Cada vez que un ómnibus completa una ida, en el descanso antes de volver a iniciar el regreso, también se están aplicando estas medidas, y los responsables son el chofer y el conductor, quienes realizan la limpieza con los medios que le son entregados.

De igual forma, una vez que el “carro” termine el recorrido diario y llegue a la base, se vuelve a realizar una limpieza más meticulosa para dejarlo listo para la jornada siguiente.

La Empresa Provincial de Transporte de La Habana dispuso además la publicación dentro de los ómnibus, tanto rígidos como articulados, de pancartas informativas para que la población esté al tanto de las medidas que se deben adoptar para prevenir la COVID-19.

Esta práctica se implementa en cada una de las esferas relacionadas con el transporte, tales como los ferrocarriles, la marítima, la aeronáutica, incluso, se ha indicado a los transportistas privados.

Es necesario crear una conciencia colectiva de la importancia de la prevención, en tanto cada chofer debe ser responsable de la limpieza y velar porque se cumpla lo establecido en el enfrentamiento a la COVID-19 en el Mitrans.

Queda entonces por parte de los transportistas velar también por la salud del pueblo cubano y lograr, mediante la higiene y la disciplina, que todas las formas de traslado sean una garantía de seguridad.
Fuente Cubadebate