LA HABANA, 26 dic. El emblemático ángel, que antes se encontraba a la vista de todos en la cúpula noreste del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, nunca más apareció.

Un texto del periódico capitalino Tribuna explica que en 2017, el paso del huracán Irma provocó el doblez de la escultura, que fue rescatada por un equipo del Comando 1 de Rescate y Salvamentos del Cuerpo de Bomberos, pero desde ese tiempo no se ha vuelto a saber de ella.

«En respuesta, los bomberos aseguraron que la escultura fue colocada en un lugar donde sería restaurada, pero el misterio tensó sus cuerdas y el acceso a la información del lugar exacto donde fue guardado se escurrió en el silencio», agrega la nota.

Al parecer hubo un rumor de que dicho ángel reaparecería por el aniversario 500 de la fundación de La Habana, pero no fue así.

«¿Dónde está el ángel de la cúpula del Gran Teatro Nacional Alicia Alonso? Es una cuestión que puede estar resuelta si recibimos información del lugar donde se restaura. Sobre todo porque es patrimonio material de La Habana, por la historia del edificio que custodia, y porque los habaneros residentes y visitantes, nos hacemos la pregunta entre un selfie y otro», concluye el reportaje.

El Gran Teatro fue diseñado por el arquitecto belga Paul Belau y construido por los ingenieros Purdy y Henderson en 1914 en lugar del antiguo Teatro Tacón. Su construcción fue pagada por los inmigrantes gallegos de La Habana para servir como su centro social comunitario.

Ubicado en el Paseo del Prado, sus instalaciones incluyen teatros, una sala de conciertos, salas de conferencias, una sala de proyección de videos, así como una galería de arte, un centro coral y varias salas de ensayo para compañías de danza. Es sede del Festival Internacional de Ballet de La Habana que se celebra cada dos años desde 1960.
Fuente ADNcuba