transporte público en La Habana

LA HABANA, 22 dic. Decenas de personas detuvieron este jueves en La Habana el avance de un ómnibus cuyo conductor no efectuó la parada correspondiente. Los pasajeros rodearon el vehículo colocándose delante y a ambos lados para exigir al chofer que abriera las puertas y transportarse a quienes esperaban.

El grupo que aguardaba al ómnibus, que debía detenerse a su paso por la calle Monte de la capital, se resguardaba en un portal cercano del aguacero que caía en la tarde de ayer, cuando vio al conductor pasar de largo. En ese momento se abalanzaron sobre el vehículo con el fin de subir en él.

La policía, que tuvo que intervenir para contener la protesta, seguía merodeando el lugar una hora después para evitar una segunda revuelta.

En las últimas semanas se ha agravado la situación del transporte público en La Habana después de la entrada en vigor, el pasado día 7, de un grupo de medidas para regular el sector privado que afecta a los taxis. Los transportistas por cuenta propia respondieron a las nuevas regulaciones con una huelga que paralizó a la mayor ciudad del país durante 48 horas.

Aunque en los últimos días muchos chóferes han vuelto a circular, algunos otros se niegan a retomar el trabajo en las actuales circunstancias, lo que está provocando aglomeraciones en el transporte público.

Los choferes reclaman libertad de movimiento, derecho a trabajar en todo el país, acceso a un mercado mayorista, la posibilidad de importar piezas y el permiso para contar con sindicatos independientes, entre otras demandas.
(Tomado de 14ymedio)