Cuervo y sobrinos

LA HABANA, 26 nov. Diego Velásquez de Cuéllar fundó la ciudad de La Habana en 1519 y la firma relojera Cuervo y Sobrinos,presente en la capital cubana desde 1882 cuando comenzó importando relojes suizos antes de comenzar a crear sus propias colecciones, celebra estos 500 años de existencia con una edición limitada de su colección Aniversario, el Historiador 1519.

Cuervo y Sobrinos es una de las marcas de relojes más famosas del mundo. Cada día y en cada momento, recuerdan su origen cubano y su sello “Swiss Made”. Esta interesante conjunción se aprecia en la nueva colección Historiador 1519.Cuervo y sobrinos conmemora los 500 años de la ciudad de La Habana

La compañía Cuervo y Sobrinos que se autodefine de “alma latina y marca suiza”, lleva algunos meses promocionando su nueva colección dedicada al aniversario 500 de La Habana.

La historia de Cuervo y Sobrinos se remonta a 1882 cuando Ramón Fernández Río-Cuervo creó en La Habana una pequeña empresa dedicada a importar distintas marcas de relojes desde Suiza. Puso a trabaja en el negocio a seis de sus sobrinos.

Comenzaron a hacer encargos expresos a determinadas firmas suizas y al llegar a la Isla los relojes eran personalizados en la joyería de Cuervo y Sobrinos, estampaban su sello, sus iniciales y comenzaron a construir así una marca propia.Cuervo y sobrinos conmemora los 500 años de la ciudad de La Habana

Son relojes de manufactura suiza, pero su diseño está inspirado en la identidad cubana. Alcanzaron un puesto cimero en la Alta Relojería en la década de 1940 y 1950, época en que sus relojes presentaban un marcado estilo Art Decó.

Los relojes de Cuervo y Sobrinos están altamente valorados. Integran las colecciones de objetos personales de artistas, intelectuales y políticos del mundo. Son un símbolo de refinamiento y calidad superior.

En décadas recientes han centrado sus campañas de publicidad en el respeto a la tradición y a sus orígenes cubanos. Muestra de ello es la permanencia de su Boutique-Museo en el corazón de La Habana, en colaboración con la Oficina del Historiador.Cuervo y sobrinos conmemora los 500 años de la ciudad de La Habana

Otras estrategias de publicidad que desarrollan es el vínculo de la marca con el mundo de los carros clásicos y la creación en 2003 del premio “Latino Internacional”. Esta distinción la tienen personalidades de la cultura entre las que destaca, Andy García, Miguel Bosé, Chucho Valdés, Antonio Banderas y el bailarín Carlos Acosta quien la ha recibido este año.

Historiador 1519 es elegancia y tradición

Esta colección está conformada por tres relojes. Sus cajas están inspiradas en diseños originales de Cuervo y Sobrinos en la década de 1950. En su esfera puede verse una llave, símbolo de Cuba que aparece en el escudo de La Habana y en de la República.

Dos de los diseños tienen esfera guilloché, uno en azul y otro en dorado. Ambos están inspirados en los relojes de la década del 40’. Son 500 piezas en acero inoxidable de cada modelo, una edición limitada que lleva además correa de piel de cocodrilo de Louisiana.

El tercer diseño, de esfera plateada, está restringido a solo 20 piezas y su caja está confeccionada en oro rosa de 18 quilates. Los tres modelos son relojes mecánicos de carga automática, tienen una frecuencia de 4 Hz (28.800 alternancias a la hora) y una reserva de marcha de 38 horas.

Los precios de las colecciones Historiador de los relojes Cuervo y Sobrinos oscilan entre los 2.500 y los 23.000 euros. El valor final dependerá del modelo elegido, el país en que se realiza la compra y la garantía de autenticidad del producto.

Fuente Cibercuba