Cuba registró la protesta contra el régimen más grande en 27 años

Cuba registró la protesta contra el régimen más grande en 27 años

LA HABANA, 11 Julio Las calles de la pequeña localidad de San Anotnio de los Baños, que se ubica al suroeste de La Habana,

capital de Cuba, se llenaron de cientos de ciudadanos que marcharon este domingo en una protesta contra el régimen.

Las consignas de los manifestantes tenían un claro mensaje antigubernamental. Los ciudadanos clamaban «¡abajo la dictadura!» y «¡no tenemos miedo!».  Una población mayoritariamente compuesta por jóvenes entonaba «Patria y vida», el nombre de una controvertida canción.

De acuerdo con EFE, los vecinos de San Antonio del os antes se quejan por la violencia policial contra los manifestantes pacíficos. Esta localidad cuenta con unos 50 mil habitantes y en ella prevalece una fuerte presencia policial.

La falta de alimentos, medicinas y otros productos básicos son parte de las razones que impulsan la protesta. Las manifestaciones se pudieron ver a través de las grabaciones y transmisiones de usuarios por Twitter y Facebook.

De acuerdo con Efe, una vecina de la zona indicó que en dicho poblado hay apagones eléctricos de más de seis horas. «Esto no para, es todos los días. Empezaron a caminar (los manifestantes) muy pacíficos, lo único que hacían era gritar», relató.

En las redes sociales se comienzan a viralizar videos e imágenes de otros sitios de Cuba donde se presentan protestas. Tal es el caso de Palma Soriano (Santiago de Cuba), donde cientos de personas marcharon al grito de «no más mentiras» y «no tenemos miedo».

La primera en mucho y la respuesta del régimen

Desde 1994 no se presentaba una protesta contra el régimen de tal magnitud. Aquello se conoció como el «maleconazo», cuando en pleno «periodo especial» las personas se apostaron en la calles de la Habana y se mantuvieron hasta el retorno de Fidel Castro.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, respondió a la manifestación e instó a quienes lo apoyan a salir a las calles listo para «combatir» las protestas pacíficas.

«No vamos a permitir que ningún contrarrevolucionario vendido al gobierno de los #EEUU, recibiendo dinero de las agencias y dejándose llevar por estrategias de subversión ideológica, provoquen desestabilización en nuestro pueblo», dijo.

 

(www.republica.com.u)