Cuba produce nasobucos mediante iniciativas locales

LA HABANA, 23 mar (ACN) Uno de los medios de protección necesarios ante la actual pandemia de la COVID-19 es el nasobuco, y cada día son más las personas e instituciones que desde las diferentes provincias se unen a la iniciativa de confeccionarlo.

La empresa Tecnoescena, es una de las que está produciendo este aditamento para su distribución gratuita, y garantiza, fundamentalmente, su entrega a las escuelas nacionales del Sistema de la Enseñanza Artística, informó José Martínez, subdirector de la entidad al portal de noticias Cubarte.

El Consejo de Artes Escénicas potencia las acciones de la empresa, la cual distribuirá sus producciones, además, en los Centros de Teatro y Danza de La Habana, así como en algunas agrupaciones entre las que se encuentra La Colmenita, que desarrolla su labor directamente con niños y adolescentes, destacó.

Tecnoescena cuenta con dos talleres destinados a esa labor, que producen unos mil 300 nasobucos diarios, con tejido de algodón de alta calidad, todo ello se realiza sin que se haya tomado una materia prima en desuso o recortería.

El colectivo que confecciona los nasobucos está identificado con el valor humanitario que conlleva asumir esa labor, una de las tantas que se suman para evitar la propagación de la COVID-19 en el país, recalcó el directivo.

En la provincia de Sancti Spíritus también se realizan esfuerzos para incrementar la elaboración de nasobucos con destino a la población y a instituciones estatales, aun cuando existen limitantes por falta de tejidos.

Carlos Enrique León Reyes, director de la Empresa Provincial de Servicios Técnicos, Personales y del Hogar, dijo a la ACN que en los 15 atelieres del territorio (dos estatales y el resto arrendados a trabajadores por cuenta propia) se han confeccionado más de cinco mil 600 prendas.

Las costureras de la Empresa de Industrias Locales de Santiago de Cuba comenzaron la producción con tejidos que tenían en existencia y recortería, al ser un artículo requerido en unidades de salud para el personal asistencial y pacientes.

Asimismo, en Camagüey los trabajadores de la Empresa Provincial de Industrias Locales prevén en una primera etapa producir cinco mil unidades de este tipo, y en ese empeño trabaja el personal de todos los talleres de corte y costura, incluidos los que habitualmente se dedican a otros surtidos no textiles.

La fábrica de confecciones textiles Capitán Eduardo García González, de la provincia de Mayabeque, concluyó la producción de 11 mil 190 mascarillas, la Unidad Empresarial de Base Confecciones Textiles Alba, en Pinar del Río, ya confeccionó unos 20 mil y la Empresa provincial de Confecciones Textiles Unimoda, de Matanzas entregará un total de 22 mil nasobucos.