Cuba pone sus esperanzas en un pozo petrolero en Varadero

Cuba pone sus esperanzas en un pozo petrolero en Varadero

LA HABANA, 8 mar. En medio de una grave crisis de combustible que ha sumido a Cuba en apagones y escasez en el transporte, el gobierno anunció un proyecto de perforación petrolera con esperanzas de aliviar la inquietud de la población ante la falta de soluciones.

La Unión Cuba Petróleo (CUPET), en colaboración con especialistas chinos, ha completado las labores para la explotación de uno de los pozos de petróleo «más desafiantes a nivel mundial» y está muy cerca de Varadero.

Facebook Bernardo Espinosa

El periodista oficialista cubano Bernardo Espinosa reveló en redes sociales que el pozo, catalogado como Varadero VDW-1012, ha logrado un récord con una longitud horizontal de 8,047 metros desde la costa de Boca de Camarioca hacia el mar.

Este proyecto ha sido ampliamente celebrado por el régimen como «una hazaña de ingeniería nacional», liderada por expertos cubanos y ejecutada por la Unión Cuba Petróleo, con el apoyo de la compañía china «Gran Muralla».

La perforación petrolera se aproxima a la fase de producción. La expectativa es que el petróleo extraído sea destinado a la producción de electricidad en centrales térmicas del país, brindando una respuesta inmediata a la creciente necesidad de energía en la isla.

La Unión Eléctrica de Cuba anunció, hace pocos días, la explotación de otro yacimiento significativo, el Proyecto Canasí 300, destinado a conseguir la extracción de gas natural que también contribuirá a la generación eléctrica del país.

Aseguraron que estas iniciativas son parte de un esfuerzo por alcanzar una mayor independencia energética mediante la explotación de recursos nacionales.

En agosto de 2023 también anunciaron la búsqueda de petróleo de alta calidad cerca de la provincia de Matanzas por parte de la empresa australiana Melbana Energy.

Sin embargo, estas noticias no son suficientes para los cubanos, porque no cambian su realidad cotidiana. El pueblo está agobiado por la represión, el prolongado declive económico, el incremento de los apagones, de la hambruna, de la inflación y el agravamiento de la pobreza.

La situación de descontento es tal en la isla que alguno cubanos auguran un posible estallido social, en el momento menos pensado.

En este contexto de urgencia e incertidumbre, el gobierno opta por publicitar estas iniciativas de explotación energética propia, a pesar de saberse que son proyectos de costos elevados y cuyos beneficios podrían no ser inmediatos.

Fuente