Cuba niega permiso a la oposición para marchar en la Habana

LA HABANA, 13 de octubre Cuba negó a los opositores al gobierno el permiso para organizar lo que dijeron que sería una marcha pacífica por las libertades civiles en la capital,

La Habana y algunas otras provincias alegando que era parte de los esfuerzos para derrocar al gobierno, según una carta entregada a los organizadores.

Las protestas sacudieron el país comunista durante dos días en julio, con las mayores manifestaciones contra el gobierno en décadas que resultaron en cientos de arrestos, una muerte y llamados a la intervención de Estados Unidos por parte de algunos cubanoamericanos.

Los críticos del gobierno, organizados por un grupo de Facebook llamado Archipiélago, inicialmente planearon protestas en todo el país para el 20 de noviembre, pero cambiaron la fecha al 15 de noviembre después de que las autoridades declararon el 20 como «Día de la Defensa Nacional» durante el cual los ciudadanos practican la preparación para una invasión estadounidense.

Sin embargo, la fecha alternativa del día 15 cae el mismo día en que Cuba, una nación insular de playas de arena blanca y arrecifes de coral, planea reabrirse al turismo después de dos años en los que la importantísima industria se vio obstaculizada por la pandemia del coronavirus.

Los observadores de Cuba y muchos gobiernos han estado siguiendo de cerca este nuevo desafío a las autoridades locales.

Las protestas en Cuba siempre han estado prohibidas con pocas excepciones por motivos de que Estados Unidos las respaldaba, pero la nueva constitución del país aprobada hace tres años abrió un nuevo espacio para la protesta «legítima».

«Los manifestantes … así como sus vínculos con algunas organizaciones subversivas … tienen la abierta intención de cambiar el sistema político en Cuba», decía una carta a los organizadores rechazando el permiso.

“Las protestas son una provocación y parte de una estrategia de cambio de régimen para Cuba probada en otros países”.

Archipiélago, que dice tener unos 20.000 miembros, muchos de los cuales viven fuera del país, dijo que había planeado manifestarse por las libertades civiles, incluido el derecho a la protesta pacífica y una amnistía para los opositores al gobierno encarcelados.

“Pensamos que esto podría suceder después de que declararon el 20º Día de la Defensa Nacional *, dijo a Reuters el líder de la protesta y dramaturgo Yunior García.

«Esta respuesta muestra que los más conservadores y de línea dura tienen el poder en Cuba», dijo, y agregó que el grupo aún estaba discutiendo su próximo movimiento.

Entre los que permanecen tras las rejas tras los disturbios del 11 al 12 de julio se encuentran conocidos opositores al gobierno, algunos de los cuales enfrentan largas condenas.

  (Www.theguardian.com)