Cuba lanza decreto para prohibir el reggaetón

LA HABANA, 16 feb. El gobierno de Cuba lanzó un polémico decreto en el que obliga a los músicos, músicas y artistas locales a profesionalizarse y vincularse con el Ministerio de Cultura así puede controlar qué estilo de ritmos se generan. La idea es prohibir al reggaetón para “proteger la cultura” del país.

Según lo anunciado por el presidente del Instituto Cubano de la Música (ICM), Orlando Vistel, en una entrevista al diario del país, el Granma, el reggaetón dejará de escucharse en lugares públicos en Cuba, así como otros géneros parecidos que “utilizan expresiones vulgares, banales y mediocres”.

Las medidas van desde “la descalificación profesional de aquellos que violen la ética en sus presentaciones” hasta la aplicación de “severas sanciones a quienes desde las instituciones, propicien o permitan estas prácticas”, sostuvo en la entrevista.

“La necesidad de poner coto a expresiones vulgares y hacer cumplir por nuestra parte lo que aprobamos en la Primera Conferencia Nacional del Partido obedece a nuestra responsabilidad de revelar y promover jerarquizadamente en todos los espacios posibles los auténticos valores de nuestra producción musical”, agregó.

El reggaetónes un género musical muy creciente en la isla y desde el Gobierno tienen intenciones de que eso deje de pasar. En un país relegado por la historia y con un consumo cultural condenado a la clandestinidad, buscan sancionar el uso de lenguaje sexista o vulgar dentro de la música a través del decreto 349 que indica que, el reggaetones peligroso así como cualquier otro tipo de música que contenga vulgaridades en sus letras.

La norma permite que los inspectores decidan qué tema sí y qué tema no, cosa que también dio que hablar dentro de este difícil debate. Artistas, hasta simpatizantes del gobierno, criticaron la medida y tildaron dichos permisos como “poco parciales”.

Todas estas decisiones se quedarán plasmadas en la nueva Constitución, que se someterá a referendo este 24 de febrero. Por su parte, el propio presidente Miguel Díaz Canel admitió que el tema “debió ser más discutido y mejor explicado” de lo que fue. Por su parte, el ministro de Cultura, Alpido Alonso, sostuvo: “Lo vamos a aplicar de manera progresiva en la medida que vayamos alcanzando ese consenso”.
(elcomercio.pe, Foto Cibercuba)