Cuba ha autorizado más de 4 mil mipymes privadas desde septiembre

Mipymes cubanas tendrán que declarar impuestos digital

LA HABANA, 13 Jul. El Ministerio de Economía y Planificación de Cuba (MEP) aprobó 107 micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) privadas y una cooperativa no agropecuaria, lo que suma más de cuatro mil nuevas empresas en el sector privado en el país.

De las 4,205 mipymes aprobadas desde que en septiembre de 2021 entraron en vigor las normas jurídicas sobre el perfeccionamiento de los actores económicos, 4,098 son privadas y 51 son estatales, y hay, además, 56 cooperativas.

Según el portal oficialista Cubadebate, el 54% de las mipymes son reconversiones de negocios ya existentes y el 46% se trata de nuevas propuestas, que en conjunto generarían un estimado de 70,514 nuevos empleos.

Un gran número de estas empresas están dedicadas a servicios gastronómicos y de la construcción, además de otras cuya actividad se centra en la programación informática, peluquería y tratamientos de belleza, mantenimiento y reparación de vehículos automotores.

Otras se especializan en la producción de artículos de materiales textiles; la distribución, transportación y entrega de mercancías provenientes del exterior contratadas a una entidad transitaria estatal; y la fabricación de envases de papel, cartón, madera, plástico. Una cooperativa no agropecuaria está destinada a la elaboración y conservación de frutas, legumbres, viandas y hortalizas.

De los nuevos actores, 49 radican en La Habana. De acuerdo con la información del MEP, 124 empresas forman parte de proyectos de desarrollo local y 11 están inscritas en el Parque Científico y Tecnológico de La Habana.

Cuando en junio de 2021 el Ministerio de Economía anunció que trabajaba en las normas jurídicas, facultades y marco de actuación de las mipymes estatales y privadas en Cuba, algunos especialistas en economía advirtieron que estas nacían con restricciones.

El gobierno definió la nomenclatura de las empresas según el número de trabajadores que tengan: de 1 a 10 es micro; de 11 a 35 es pequeña y de 36 a 100 es mediana.

“Lo que quieren es que los trabajadores por cuenta propia, cuando pasen de una determinada dimensión en el número de trabajadores contratados, automáticamente se conviertan en mipymes, en función del tamaño”, explicó el economista cubano Elías Amor.

En agosto de 2021, el Consejo de Estado lanzó, finalmente, el Decreto-Ley 46, que autoriza la creación de las mipymes en la isla con el propósito de “facilitar” su inserción en el ordenamiento jurídico y en la “transformación productiva del país”.

En un contexto de grave crisis económica y posterior al estallido social del 11 de julio, el decreto obligaba a los nuevos emprendedores a reconvertirse en empresas en función de los trabajadores a su cargo.

La normativa regulaba la creación, extinción y funcionamiento de las mipymes en Cuba; se eliminaba el carácter experimental de las cooperativas no agropecuarias y se fijaba el marco sancionador aplicable a los trabajadores por cuenta propia.

Las mipymes en el país pueden tener propiedad estatal, privada o mixta; y son unidades económicas con personalidad jurídica que pueden estar conformadas por uno o más socios, siempre que estos no sean cubanos residentes en el exterior ni extranjeros.

Fuente