Cuba establece precios diferenciados al combustible de los transportistas privados

LA HABANA, 2 feb. Como parte del proceso de unificación monetaria y cambiaria, en vigor desde principios de este año, desde el 1 de febrero Cuba venderá combustible a un precio diferenciado a los transportistas privados y al sector estatal.

Una nota publicada en la página web de la corporación estatal Cimex – comercializadora de combustibles en la Isla- anunció los nuevos precios, en pesos cubanos, para los trabajadores autónomos que brindan el servicio de transporte de cargas, de pasajeros en la modalidad de “servicio regular”, o ambos servicios mediante el uso de tarjetas magnéticas.

En adelante estarán sujetos a lo establecido en la Resolución 350 de 2020 del Ministerio de Finanzas y Precios, en cuanto a los precios mayoristas del combustible.

La nueva tarifa establece para el litro de gasolina de acuerdo al octanaje (83, 90 y 95) precios de 14.66, 16.46 y 17.37 pesos cubanos (CUP), y en el caso del combustible diésel regular y especial se expenderán a 13.99 y 15.12 pesos, respectivamente.

El combustible podrá ser adquirido en las gasolineras por los transportistas privados que son titulares de una Licencia de Operación de Transporte (LOT), precisa la nota de Cimex replicada por medios estatales.

En Cuba circulaban el peso convertible (CUC) -paritario con el dólar- y el peso moneda nacional (CUP) hasta que el gobierno puso en marcha el pasado 1 de enero la aplicación del denominado proceso de “reordenamiento monetario”.

Esa medida implica la unificación monetaria y cambiaria con la retirada paulatina del CUC de la circulación y la consolidación del CUP como moneda única, con una tasa cambiaria oficial de 24 pesos cubanos por un dólar.

La unificación monetaria llega acompañada de una reforma salarial al alza en el sector estatal y en las pensiones, una reducción considerable de los subsidios, y un aumento de los precios de los alimentos por la cartilla de racionamiento, el transporte, los trámites jurídicos, los servicios postales, el agua o la electricidad.

Pero con los salarios aumentan asimismo los precios de forma generalizada y desaparece la mayor parte de los subsidios estatales a productos y servicios básicos con el fin de compensar el impacto de la devaluación del CUP en el sector estatal, para el que ahora se encarecen las importaciones.

Hasta este domingo el precio del litro de gasolina regular era en la Isla de 25 pesos (1 dólar); la especial,  30 CUP (equivalentes a 1.20 dólares), mientras el litro de diésel tiene un costo de 25 CUP (1 dólar).

Efe/OnCuba