Cuba elimina 10% de impuesto sobre el dólar

LA HABANA, 17 de julio (Reuters) Cuba dijo el jueves que permitirá que algunas tiendas vendan alimentos, higiene personal y otros bienes de consumo en dólares estadounidenses y eliminará un impuesto del 10% sobre el dólar,un esfuerzo por obtener más divisas para comprar bienes en el extranjero.

Es una de una lista de reformas que el gobierno dijo que detallaría e implementaría en los próximos meses, como la expansión del sector privado que el ministro de Economía, Alejandro Gil, consideró necesario para enfrentar una “situación excepcional”, durante una transmisión nocturna en la televisión estatal. .

Cuba, que monopoliza el comercio minorista y el comercio exterior, se enfrentó a una crisis de liquidez incluso antes de que la pandemia de coronavirus cerrara el turismo y golpeara a otros generadores de ingresos con la implosión de la economía aliada de Venezuela y el endurecimiento del embargo comercial estadounidense de décadas bajo el presidente Donald Trump.

Las consecuencias de la pandemia han empeorado la escasez de alimentos, medicamentos y otros bienes y largas colas en los puntos de venta.
Se pronostica que la economía de Cuba disminuirá en casi un 10% este año después de estancarse en 2019.

El gobierno abrió alrededor de 80 “tiendas en dólares” a fines del año pasado vendiendo artículos como electrodomésticos, motocicletas y autopartes que compra en el extranjero en monedas negociables. Agregó autos usados ​​a principios de este año.

Actualmente hay dos monedas, el peso y el peso convertible, que está valorado en 24 pesos, circulando en Cuba. La posesión del dólar y otras monedas negociables es legal, pero no se han considerado moneda de curso legal para las compras durante años.

Los cubanos que frecuentan las tiendas en dólares necesitan una tarjeta bancaria denominada en dólares de una cuenta abierta con monedas negociables, como el dólar o el euro. Las monedas negociables se pueden obtener a través de remesas offshore u otros medios, como el intercambio de pesos locales en la calle.

El gobierno afirma que el peso convertible es igual al dólar, pero los bienes importados, cuando están disponibles, tienen enormes márgenes de ganancia, ya que se compran en monedas negociables. El peso y el peso convertible no tienen valor en el exterior.

Pavel Vidal, un ex economista del banco central cubano que enseña en la Universidad Javeriana Cali de Colombia, dijo que Cuba estaba volviendo a una estrategia que funcionó en la década de 1990 después de que la caída de la Unión Soviética dejó inútil su moneda local y permitió que los dólares circularan libremente.

“Es una opción que puede funcionar parcialmente a corto plazo, pero genera segmentación, más distorsiones y no garantiza un crecimiento económico inclusivo y sostenible a largo plazo”, dijo.