Cuba atenta al movimiento de dos tormentas tropicales

LA HABANA, 22 ago (PL) El Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología de Cuba continúa el seguimiento a las tormentas tropicales Marco y Laura que hoy se mueven cerca del país caribeño.De acuerdo con el ente científico, Marco aumentó las áreas de nublados y lluvias al alrededor del centro de circulación por lo que ganó ligeramente en organización.

Los vientos máximos sostenidos del sistema se incrementaron hasta los 75 kilómetros por hora, con rachas superiores y el radio de vientos con fuerza de tormenta tropical se ha expandido hasta 110 kilómetros del centro.

El centro de la tormenta tropical se estimó en los 19.8 grados de latitud Norte y 85.5 grados de longitud Oeste, posición que la sitúa a unos 175 kilómetros al este-sudeste de Cozumel, México y a unos 240 kilómetros al sur-suroeste del cabo de San Antonio, extremo occidental de Cuba.

En las próximas 12 a 24 horas este sistema continuará ganando en organización y tendrá poco cambio en cuanto a la velocidad de traslación. Además, mantendrá un rumbo entre el noroeste y el norte-noroeste, transitando sobre o muy próximo al extremo nordeste de la península de Yucatán y adentrándose en el golfo de México.

El Centro de Pronósticos también informó que la tormenta tropical Laura avanza hacia el oeste y su posición la sitúa a unos 80 kilómetros al sur-sudeste de San Juan, Puerto Rico.

De acuerdo con el parte emitido, se pronostica que Laura en las próximas 12 a 24 horas inclinará ligeramente su rumbo hacia el oestenoroeste, con poco cambio en su velocidad de traslación, y posibilidad de ganar algo en organización e intensidad.

Este organismo se desplazará este sábado sobre los mares al sur de Puerto Rico, pudiendo tocar tierra hacia el oeste de esa isla.

En horas de la tarde se aproximará a la República Dominicana, comenzando a afectarla desde esta noche y durante la próxima madrugada, para el domingo aproximarse al extremo oriental de Cuba.

La proximidad de Laura a la región oriental de Cuba, provocará un gradual deterioro en las condiciones del tiempo a partir del domingo 23 de agosto, con el incremento de los nublados y las lluvias.