«Coches nuevos» para el ferrocarril Habana-Pinar del Río

Ferrocarriles de Cuba anuncia nuevas ofertas para el verano

LA HABANA, 15 aug. La ruta ferroviaria entre La Habana y Pinar del Río reiniciará sus funciones el próximo

10 de septiembre como parte del programa gubernamental para revitalizar este medio transporte en la Isla.

El reinicio de los viajes coincidirá con el aniversario 152 del otorgamiento del título de ciudad a Pinar del Río, y estos tendrán capacidad para más de 300 pasajeros y una frecuencia interdiaria con salida desde la urbe pinareña a las 9:00 de la mañana y retorno al próximo día desde la capital.

Para el renacimiento de este servicio, que ha padecido largamente problemas con su parque de equipos, se emplearán coches de uso y no nuevos, como los que comenzaron a funcionar recientemente hacia el oriente del país con vagones comprados a China, confirma la Agencia Cubana de Noticias (ACN).

Por este motivo, los coches –que circulaban anteriormente en los trenes nacionales– son sometidos en estos momentos a «un proceso de remozamiento y confort», de acuerdo con autoridades del ferrocarril en el occidente cubano.

De acuerdo con la ACN, actualmente hacen esta ruta casillas de carga adaptadas con asientos de ómnibus, un servicio muy por debajo de los estándares de calidad necesarios. Los coches que las sustituirán son mexicanos, «muy superiores a los existentes, al estar dotados de butacas reclinables y ventanillas, hasta tanto el país esté en condiciones de adquirir un nuevo modelo para la ruta hacia el occidente de la isla», afirma el medio de prensa.

La agencia cita declaraciones de Antonio Alberto Miranda, director adjunto de la Empresa de Ferrocarriles de Occidente, a la emisora pinareña Radio Guamá, en las que asegura que «las mejoras incluyen las vías férreas», aunque el directivo «descartó la posibilidad de poder efectuar un mantenimiento intensivo en estos momentos».

También está prevista la reinauguración de la estación ferroviaria de Pinar del Río, luego de un proceso de remodelación.

El lento viaje del ferrocarril cubano

La situación del transporte ferroviario en Cuba ha sido abordada en reiteradas ocasiones por las autoridades cubanas, debido a los problemas presentados en los últimos años en las vías férreas, puentes y pasos a nivel, así como la baja disponibilidad de locomotoras, vagones de carga, coches motores y de pasajeros, que ha limitado los servicios.

Para revertir esta situación, el Ministerio de Transporte de la Isla cuenta con una estrategia, como parte de la cual ya comenzaron a funcionar nuevos trenes nacionales y se prevé la incorporación de rutas regionales y locales.

Además de reanimar el transporte de pasajeros, el programa estatal para modernizar el ferrocarril busca la rehabilitación de sus principales vías a través de un proyecto conjunto con Rusia en el que está prevista una inversión de unos 1,123 millones de dólares hasta 2030.

De Rusia también han llegado locomotoras y un prototipo experimental de ferrobús. El convenio con Moscú incluye de igual forma la asistencia técnica a especialistas cubanos, la entrega de piezas de repuesto para el mantenimiento de los equipos y la modernización de talleres.

Con información de Oncuba