En Artemisa estará segunda bioléctrica en Cuba

La HABANA, 19 ene. La primera central bioeléctrica cubana aportó sus primeros 300 megawatts al sistema electroenergético nacional esta semana durante el proceso de sincronización, el cual está aún en fase de pruebas. Según reportan medios locales, la instalación generó sus primeras 24 horas empleando la biomasa del marabú, una planta invasora que abunda en los campos de la Isla.

Central bioeléctrica cubana aporta los primeros 300 megawatts al sistema nacional

Foto:Invasor

Situada en áreas del central Ciro Redondo, en Ciego de Ávila, su funcionamiento está a cargo de especialistas de la empresa mixta BioPower S.A. y de la compañía china que aportó la tecnología.

Según recientes declaraciones de Carmen Taboada, vicepresidenta de BioPower S.A, la planta producirá energía limpia con el empleo de bagazo de caña de azúcar durante el período de zafra y durante el resto del año procesará marabú.

“Entregará toda la electricidad que necesita el central para la producción de azúcar y el resto lo aportará a la red nacional, lo que ahorrará al país unos 100.000 barriles de petróleo al año”, detalló.

En 2017 comenzó la construcción de la mayor planta bioeléctrica para la producción de energía limpia con inversión extranjera en la Isla. El proyecto, lanzado entre Cuba, China y Reino Unido, es el único de su tipo en la región para la producción de energía renovable.