Califican de severa la sequía en su período noviembre-abril

LA HABANA, 15 may (ACN) El Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) calificó de severamente seco el comportamiento del período poco lluvioso que va de noviembre-abril pasados, cuando los índices pluviales se caracterizan por su estacionalidad.

Solo en ese tiempo el país recibió un promedio de precipitación ascendente a 211,6 milímetros (mm), que en forma comparativa representó el 63 % de su valor histórico, informó a la Agencia Cubana de Noticias el Master en ciencia Argelio Omar Fernández Richelme, de la Dirección General de Gestión Integrada del Agua, del INRH.

Dijo que también hubo una situación desfavorable en las tres regiones de la nación, aunque con menor déficit en la oriental, donde el acumulado relativo alcanzó el 72 %, con 289,9 mm, mientras en la occidental y central precipitó el 56 % y el 59 por ciento, con 178,6 y 168,4 mm, respectivamente.

Sin embargo y en un evidente contraste, mencionó que de los 168 municipios, apenas en cuatro: Niceto Pérez, Caimanera, Imías y Maisí, todos de Guantánamo, los depósitos estuvieron por encima de la media histórica durante esos 6 meses.

Pero en 39 de ellos se manifestó inferior al 50% de lo esperado y el valor mínimo de precipitación municipal absoluta, con 79,2 mm y 31 por ciento, se registró en San Nicolás, provincia de Mayabeque, añadió el experto.

En ese propio territorio y respecto al promedio, Güines contabilizó la menor lluvia con el 28 % y 82,2 mm, de acuerdo con sus estadísticas.

A la inversa, Baracoa obtuvo el mayor acumulado absoluto (1049,0 mm, equivalentes al 75 %) y Maisí (ambos en Guantánamo) resultó el de mayor acumulado relativo (105 % (663,5 mm).

Fernández Richelme incluyó en su evaluación 87 municipios, de los cuales 51 alcanzaron la categoría de moderadamente secos, 19 severamente secos y 17 extremadamente secos.

Advirtió que la mayoría de ellos en la práctica se encadenan, desde Mantua (Pinar del Río) hasta Guisa (Granma); en tanto que Maisí alcanzó la de húmedo (moderadamente).

Los restantes 80 municipios tuvieron una postura cercana a lo normal.

El mes de mayo marca el inicio del período lluvioso en Cuba, pero no transcurre en forma simultánea, según especialistas del Centro del Clima, una de las instituciones del Instituto de Meteorología.

Su comienzo ocurre en forma progresiva, a partir de finales de abril o principios del siguiente, desde la porción oriental a la región occidental, hasta establecerse a finales de mayo en todo el territorio nacional, especificaron.

En ese período, agregaron, se acumula aproximadamente el 74 % del total anual de la lluvia, por lo que es habitual que se incremente de manera notable y sea abundante en ocasiones.

Los meses más lluviosos son mayo, junio, septiembre y octubre, en coincidencia con la temporada ciclónica que va de junio a noviembre en el área geográfica del océano Atlántico tropical, incluido el Golfo de México y el mar Caribe.