Cada hora se roban 626 litros de combustible en Cuba

LA HABANA, 16 sept. Un artículo publicado por el sitio Cubadebate hace públicos algunos datos alarmantes sobre la situación que vive el país respecto al robo de combustible.

Según la investigación periodística, cada día se roban en el país 626 litros de combustible y la mayoría de estos hurtos tienen lugar en la central provincia de Villa Clara, donde “las pérdidas reportadas en los juicios concluidos este año ascienden a más de 25 mil litros”, señalan.

En la cadena de ilegalidades están implicados no solo aquellos choferes del sector privado, sino directivos de empresas, trabajadores de las pistas de abastecimiento, conductores de ómnibus, piperos y hasta agentes de seguridad.

Las acciones investigativas llevadas a cabo por las entidades administrativas y jurídicas en esa provincia cubana han sacado a la luz que, en los ocho meses transcurrido en este año, se ha tenido una pérdida económica de más de 26 mil pesos.

Lo anterior ha demostrado que el descontrol se convierte en la primera causa que provoca el desvío de combustible en la mayoría de los casos detectados.

Las estadísticas han revelado que solo el 86 por ciento del combustible que se “perdió” en Villa Clara está asociado a 3 casos de “incumplimiento del deber de preservar bienes en entidades económicas”, señala Cubadebate.

Por esa causa se cuantificó la pérdida de más de 20 mil 700 litros de diésel, cifra alarmante si se tiene en cuenta que por otros delitos la cantidad sobrepasa los 3 mil 250 litros este año.

Sin embargo la receptación sigue siendo el delito más común que procesan desde el Tribunal Provincial Popular, el 50 por ciento del total de casos, y a su vez el más fácil de detectar, ya que muchas veces es imposible identificar la raíz del robo de combustible.

¿Qué dicen los choferes particulares? Que comprar el combustible “por la izquierda” es mucho más barato que ir hasta un CUPET. En el mercado negro un litro de diésel puede oscilar entre los 8 y los 10 pesos, “menos de la mitad del precio por el cual se adquiere en los servicentros” agrega Cubadebate.

Las medidas llevadas a cabo en los últimos meses y la disminución de entrega de combustible a las entidades estatales hicieron que se “cerrara” la llave de paso que permitía a los choferes privados de la central provincia no tener que comprar combustible en los establecimientos estatales. Las cifras de venta ascendieran, de apenas 9,07 litros por día a cada porteador privado en el mes de junio, a 55,21 litros en julio y a 54,8 en agosto.

En la actualidad el tema del combustible en el país es un asunto delicado, y se comienza a vivir una situación que las autoridades han catalogado de “coyuntural”, pero que se parece más al Período Especial de los años 90 que a algo pasajero.

En recientes declaraciones el ministro de Economía y Planificación de Cuba aseguró que las medidas que estaban implementando en los territorios se harán sistemáticas porque “gastamos menos y tenemos más”.
(Cibercuba)