Barberos de corazón ofrecen “cortes de cabello gratis a personas realmente necesitadas”

Barberos de corazón ofrecen “cortes de cabello gratis a personas realmente necesitadas”

LA HABANA, 26 nov. En tiempos de crisis afloran los más bajos instintos del ser humano: ahí está, para probarlo, el aumento exponencial de robos, asaltos y asesinatos que ha echado por tierra el mito cubano de la tranquilidad ciudadana. Pero también en tiempos de crisis sorprenden gestos de desprendimiento en los espacios más insólitos.

en agradecimiento por la intención loable de este grupo de jóvenes.

“Somos un proyecto nuevo —publicó a modo de presentación el usuario Bryayan Julbe en el grupo de Facebook El Vedado de hoy—. Regalamos cortes de cabello gratis a personas realmente necesitadas: ancianos, pensionados, impedidos físicos, vagabundos de la calle.

Los invitamos a que nos ayuden acercándonos a estas personas que no cuentan con los recursos para recibir un corte de cabello. Estaremos el sábado próximo en la feria del parque de Línea y L”.

Más de 200 comentarios ha provocado el texto en la publicación original y ha sido compartido más de 700 veces, datos que ilustran la repercusión de lo que algunos pueden ver como un simple anuncio, pero que la mayoría de los internautas han interpretado como “una hermosa obra humanitaria”, al decir de Ana Bertha Rodríguez.

Otros usuarios de Facebook han sugerido a estos singulares barberos que no se quedan solo en lugares públicos y céntricos, sino que lleguen hasta asilos y hogares de ancianos, casas de abuelos, hospitales psiquiátricos, espacios donde confluye cada vez más una población vulnerable y precarizada.

Ver también: Barbers Street, una herramienta de cambio para comunidades desfavorecidas

La iniciativa estimuló igualmente la polémica en torno a la caridad en un escenario como el cubano, donde durante décadas el Estado negó la existencia de la misma pobreza que hoy parece minar las bases de la sociedad.

“Iniciativas como estas son la esperanza de un país, pero esto no es una solución para nada”, sostuvo Alejandra Pino, aseveración que generó enconados enfrentamientos entre quienes defienden a toda costa la responsabilidad del gobierno y quienes apuestan por las pequeñas acciones de esta índole como salida parcial a los problemas que hoy asfixian al cubano.

Como pincelada humorística en medio del debate, el usuario Leonel Suárez deslizó una observación que sería un chiste, si no fuera realmente tan grave: “Ahora para diciembre hace falta crear el grupo Carniceros de corazón, para los millones de viejos que no se van a poder comer un pedazo de carne”.

Fuente