Bancos cubanos no pueden convertir a dólares cuentas en CUC por falta de divisas

LA HABANA, 2 Avr. A tres meses de iniciada la Tarea ordenamiento, bancos no pueden convertir a dólares y euros cuentas en CUC de sus clientes porque Cuba

carece de divisas que respalden esas operaciones, reconocieron Emelina Báez Abrahantes y Nancy Alfonso Rodríguez, directoras provinciales del Banco de Crédito y Comercio (BANDEC) y Banco Popular de Ahorro (BPA), respectivamente, en la central provincia de Villa Clara.

La legislación permite a los titulares convertir el saldo de las cuentas en CUC a dólares estadounidenses o euros, y obtener un certificado de depósito en dichas monedas, pero los clientes villaclareños no podrán hacerlo, hasta que Cuba «cuente con el respaldo en divisa para tales cuantías», dijeron las máximas responsables de BANDEC y BPA al periódico Vanguardia.

BANDEC y BPA ofrecen a sus clientes la «posibilidad de convertir de oficio las cuentas (de CUC a dólares), sin necesidad de acudir a las oficinas, dentro del plazo de 180 días establecido por el gobierno cubano, que expira el 1 de junio y sus responsables en Villa Clara ratificaron la bonificación de entre 1,5  y  3,5 %, según el plazo de imposición, para los titulares de cuentas a plazo fijo, que contraten ese producto bancario.

La revelación sobre la falta de liquidez en dólares y euros de bancos cubanos se produjo dentro de un reportaje sobre la marcha de la Tarea ordenamiento que concedió a las entidades financieras la condición de «pieza clave y pilar de la unificación monetaria y cambiaria», aunque la última no estará completa hasta que Cuba no tenga divisas suficiente para respaldar operaciones de canje de cuentas.

Por contra, el canje y retirada de la circulación del peso convertible (CUC) y la conversión a pesos cubanos (CUP) de las cuentas de personas naturales y jurídicas «avanza sin contratiempos», aseguraron las funcionarias bancarias de Villa Clara, que tuvieron que emprender la capacitación del personal de las sucursales en el último semestre de 2020 y dotar a los cajeros automáticos de billetes de mayor denominación.

El BPA, creo un centro atención a clientes, dotado de tres números telefónicos: 42 21 15 71, 42 21 15 72 y 42 21 15 79, y un chat en su perfil oficial de Facebook, entre las ocho de la mañana y las tres de la tarde; sin precisar si la atención telefónica y a través de la popular red social será de lunes a viernes o de lunes a sábado, en correspondencia con los horarios de atención al público en sus sucursales.

Vaguardia animó a clientes personales, pequeños y medianos empresarios privados y empresas estatales a usar más los servicios de banca electrónica, incluidos los cajeros automáticos; Transfermóvil para personas físicas y Virtual Bandec para personas jurídicas, pequeñas, medianas y grandes empresas, en el caso del Banco de Crédito y Comercio, y Banca a distancia, en el caso del Popular de Ahorro.

Yunaisy Acosta Olivera, jefa del departamento provincial de Banca Electrónica de BANDEC, sugirió a los villaclareños que no disponen de un teléfono inteligente o no tienen acceso a la aplicación, recurrir a la banca telefónica y efectuar sus operaciones con total seguridad, a través de un centro de llamadas, sin precisar el número o números disponibles.

Emelina Báez Abrahantes Nancy Alfonso Rodríguez insistieron en «desmitificar» la idea del cajero automático como única vía para el comercio electrónico, pero reconocieron la necesidad de una infraestructura sólida, accesible y eficiente para hacer realidad tal aspiración.

«Para mayor agilidad y seguridad en el pago de salarios, domiciliamos las nóminas de los centros de trabajo. A falta de otras opciones, la mayoría de las personas extraen todo el dinero para efectuar los pagos físicos. Así, se recargan los cajeros, se deteriora el papel moneda y hay que renovarlo, un procedimiento bastante costoso para el país. Eso no es lo que pretendemos», reflexionó Alfonso Rodríguez, del BPA.

«De nada nos sirve emitir tarjetas de manera masiva si no existe un mercado apto para su uso», puntualizó Báez Abrahantes, de BANDEC.

Los clientes del BPA soportan prolongado tiempo de espera fuera de las sucursales, cuando acuden a realizar trámites «engorrosos y sensibles» reconoció su directora en Villa Clara, que aseguró revisan procesos para evitar o, al menos, disminuir las colas que se forman a las puertas de las entidades, en medio del azote de la epidemia de coronavirus.(Cibercuba)