Autoridades reconocen crisis en todas de Transporte en Cuba

Autoridades reconocen crisis en todas de Transporte en Cuba

LA HABANA, 20 dec. Esta semana, autoridades del Ministerio de Transporte de Cuba reconocieron que en los últimos años decreció la capacidad de transportación de pasajeros en el 100 por ciento de las modalidades y servicios.

Este problema «incide en todas las actividades y sectores de la vida social y económica de la nación», admitieron en un informe presentado en la Comisión de Atención a los Servicios de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

En el reporte citan «afectaciones en la disponibilidad técnica de los medios de transporte, la inestabilidad en el abastecimiento de combustibles y lubricantes, el deterioro acumulado de las infraestructuras y de las condiciones en que se desempeñan los trabajadores», como parte de los problemas que aquejan a los servicios de transporte.

«La situación más compleja se encuentra en los servicios que se prestan a nivel local y territorial, que aportan casi el 80 por ciento de las cifras de balance nacional y son los que la población utiliza diariamente para resolver sus necesidades de movimiento», dijeron los responsables de ese sector, sugiriendo como una de las soluciones «crear más servicios ruteros con triciclos eléctricos», como los que se utilizan en La Habana.

Precisamente desde la capital cubana, varios entrevistados por Martí Noticias constatan un empeoramiento de la situación del transporte público, que se ve reflejado en las paradas abarrotadas de personas y el aumento del precio del transporte privado.

«Antier salí y tuve que virar para atrás, por como estaban las paradas. Me pasé una hora y nada. Caótico el transporte», comentó Lucinda González, quien vive en el municipio La Lisa.

La activista aseguró que el servicio de metro taxis, GAZelle, conocido como «gacelas» o “ruteritos”, también se encuentra afectado. Estos taxis tienen capacidad para transportar hasta trece pasajeros sentados y conectan varios puntos de la capital con una veintena de rutas.

«Hay paradas abarrotadas de personas, fundamentalmente en horarios pico, fundamentalmente, cuando las personas van a trabajar y regresan de trabajar», señaló el periodista independiente Vladimir Turró, también desde la capital cubana.

Autoridades reconocen crisis en todas de Transporte en Cuba

Un taxista que no quiso ser identificado llena su tanque de gasolina en La Habana, Cuba, el 11 de diciembre de 2023. REUTERS/Alexandre Meneghini

Según Turró, la falta de petróleo en el país está afectando tanto al sector estatal como al privado: «Estamos hablando de colas de casi diez cuadras para poder comprar el combustible, cuando lo hay. Estamos hablando de la gasolina, pero en el caso del diésel, incluso ni en los Cupet se puede comprar».

El periodista llamó la atención acerca de que hasta el momento no se ha dado una información oficial sobre la afectación.

«Bueno, casi nunca lo hacen y ahora tampoco lo han hecho. Información oficial, no existe» lamentó el comunicador.

Desde la terminal de ómnibus de Arimao, en el municipio La Lisa, una empleada confirmó a Martí Noticias que la falta de combustible está teniendo un impacto directo en la crisis del transporte.

«La causa fundamental que estamos presentando en estos problemas, la causa es el petróleo. Si no hay petróleo no pueden salir los carros a trabajar», comentó la fuente agregando que otro de los factores que paraliza la salida de ómnibus es la falta de piezas de repuesto.

María Elena Mir Marrero, quien reside en Guanabo, localidad costera ubicada al este de La Habana, manifestó que en la terminal de la localidad, calificada como una de las mejores del país, algunas rutas han disminuido su frecuencia.

«El jueves comenzamos en esta situación sin previo aviso a la población. Esto encarece además los carros de alquiler», reveló.

«Simple y llanamente, es un problema político porque temen a una explosión social. Quitando el transporte, eliminan la movilidad de las personas» indicó la opositora.

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) mostró en noviembre imágenes de pasajeros en Las Tunas, enfrentando «caos y desesperación para trasladarse de un lugar a otro».

Más recientemente el OCDH informó que en Santiago de Cuba la situación del transporte es crítica.

«En las terminales de ómnibus las personas duermen hasta 5 días para comprar boleto hacia otras provincias y las colas y discusiones son comunes», dijo la organización en un video divulgado en redes sociales que muestra el desespero de los pasajeros por conseguir viajar.

Fuente