Autoridades convocan a productores a recuperar el cultivo de Arroz

Arranca el año para los cubanos sin libreta de racionamiento física

LA HABANA, 10 mar. En medio de la crisis alimentaria que experimenta Cuba en estos momentos, las autoridades mantienen su afán de “impulsar” la producción y recuperación de algunos productos vitales para el consumo de los cubanos.

Tal es el caso del arroz, uno de los alimentos más consumidos en la isla y cuya distribución como parte de la canasta básica se ha visto generalmente afectada por algunas dificultades en la importación del mismo.

Sobre este cultivo, el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Esteban Lazo, convocó a los productores de la provincia de Sancti Spíritus a “colocarse en la avanzada en la recuperación”.

Según un reporte de la agencia estatal Prensa Latina (PL), Lazo se reunió con autoridades de esa provincia, específicamente con directivos y trabajadores de la Unidad Básica de Producción Cooperativa Sur del Jíbaro.

En el encuentro, el titular del Parlamento cubano conoció las “deficiencias, falta de iniciativas y de un accionar más ágil vinculado a la ciencia y la técnica para hacer crecer la producción del principal grano en la mesa del cubano”.

El dirigente puso hincapié en la necesidad de lograr mayor producción del cereal, con el objetivo de “evitar que el país tenga que dedicar grandes sumas de divisas para garantizar la canasta básica”, refirió PL.

Una vez más, Lazo insistió en que “la revolución necesita de la producción a partir de nuestros recursos, de las iniciativas y proyectos locales para dar garantía del cereal para la alimentación del pueblo, para el autoabastecimiento de la provincia y la patria”.

Por su parte, el director general del Sur del Jíbaro, Osmel Otero, reconoció que la producción está “deprimida”, a pesar de que la entidad estatal cuenta con “excelentes tierras, personal capacitado y recursos suficientes para crecer”.

El gobierno de la isla mantiene sus esperanzas de “lograr mejores resultados productivos y económicos”, para lo cual indican que se hace necesaria “una mayor integración de la ciencia y la tecnología”.

El objetivo de este propósito es, según han dicho, “alcanzar un desarrollo que permita satisfacer la necesidad nacional y exportar”.

A pesar de estas indicaciones de los directivos, la producción arrocera de la isla sigue siendo una de las más dañadas por las inclemencias meteorológicas, la escasez de tecnología y la falta de productores, entre otros factores.

Además, el alimento tan demandado continúa sufriendo atrasos en su entrega en las bodegas y reducciones en las cantidades que reciben los habitantes del país.

Lea tambien: VIETNAM DONA 12 MIL TONELADAS DE ARROZ A CUBA

A finales de febrero, medios estatales indicaron del arribo de un buque de gran porte al puerto de La Habana cargado con 30 mil toneladas de arroz que serían reembarcadas y distribuidas en varias provincias.

Tras la descarga de una parte del arroz en el puerto capitalino, el buque se trasladó a Nuevitas, en Camagüey, dónde debería dejar unas 11 mil toneladas del grano para abastecer a varias provincias de la región. Asimismo, otras embarcaciones de menor porte asegurarían el traslado del arroz a otros territorios.

Todo esto sucedía en medio de las críticas de la población, quien a pesar de estas informaciones ofrecidas por la prensa estatal, mantiene que el producto no llega a las bodegas en las fechas indicadas. Mientras, en el mercado negro su venta alcanza precios inalcanzables para sus bolsillos.

Fuente