Autoridades anuncia la reparación total de la Heladería Coppelia en La Habana

Bronca en el Coppelia de La Habana
LA HABANA, 25 Abril La emblemática heladería Coppelia, ubicada en el corazón del Vedado, y la fabrica de helados que la abastece, en el municipio Boyeros, serán sometidos a una reparación capital “próximamente” según dieron a conocer las autoridades del Gobierno en La Habana a través de la prensa.

La nota publicada en el diario Tribuna de La Habana precisa que el objetivo de esta reparación es “garantizar el regreso de los helados con calidad que se vendían cuando fue inaugurada la instalación y recuperar la variedad de sabores que existían de esa marca”.

De momento, se desconoce el plazo de tiempo por el que se extenderán las obras, ni tampoco se precisó si mientras dure la reparación se cerrará la céntrica heladería, única de su tipo en La Habana en cuanto a la capacidad de clientes que es capaz de recibir y que es punto de encuentro de muchas familias que buscan, sobre todo los fines de semana, algún helado que degustar a un costo “económico”.

A comienzos del mes pasado, durante un recorrido de Miguel Díaz-Canel por la heladería, el mandatario dijo que debía volver a ser la misma instalación que el fallecido dictador Fidel Castro en 1965.

En la actualidad, la fábrica Coppelia solo produce uno 8000 galones diarios de la variedad propia de la marca y de helado Varadero, una cifra que no satisface la demanda de una ciudad con más de dos millones de habitantes.

Y es que mantener la “Catedral del Helado” no va a ser fácil y hacer que se parezca a lo que fue en sus inicios es casi un imposible. Según cifras oficiales, dentro hay sitio para atender a unos 1000 clientes de forma simultanea y se necesitan para cubrir su demanda más de 20 mil litros de helado al día.

Los artículos sobre la mala atención o la baja calidad de los helados en este lugar son habituales en la prensa cubana desde hace tiempo, así que por allí no se mira con buena cara las cámaras de fotos. Sólo las de los turistas, así que mejor ir a probar los helados y a hacer unas fotos en calidad de eso.