Autoridades admiten la grave falla del servicio de agua en La Habana

LA HABANA, 1 Avril El ingeniero Manuel Paneque Gómez, delegado provincial de Recursos Hidráulicos, admitió las graves fallas en el  abasto de agua en La Habana.

De acuerdo con Tribuna de La Habana, la capital presenta un déficit de 969 litros por segundo, afectando principalmente a los municipios Playa, La Lisa y Marianao.

Durante la sesión del Consejo de Defensa Provincial (CDP) de la semana, Paneque Gómez actualizó que las cuencas Ariguanabo, Jaruco y Almendares-Vento alcanzan sólo el 33% de su capacidad de almacenaje, mientras que la Cuenca Sur presenta un estado más favorable, pero no llega al 70%.

Una situación compleja para La Habana, ya que en estos momentos solo trabajan a plena capacidad siete de los 10 equipos de bombeo, lo que ha incidido en la reducción de los horarios de suministro.

Agua en pipas

El delegado del régimen también admitió que 34.799 personas en La Habana reciben agua únicamente a través de pipas debido a las fallas provocadas por la sequía.

“El número de personas que reciben ese líquido vital por el servicio de pipas; de ellos 9.000 se han incorporado a esa modalidad por los efectos de la sequía, 16.743 lo reciben de manera permanente por problemas de infraestructura, y el resto por otras condicionantes técnicas”, confirmó el diario oficialista Tribuna de La Habana.

En medio de la compleja situación epidemiológica que enfrenta la ciudad, epicentro del COVID-19, los cubanos sobreviven en condiciones higiénicas deplorables, con un alto riesgo de contraer enfermedades y hasta el propio contagio del mortal virus.

Regulación del servicio de agua

“Entre las medidas a ejecutar se encuentran el ajuste semanal de los horarios de abasto, la regulación y fiscalización del consumo de agua para los grandes consumidores estatales y privados (fregadoras de autos, piscinas), el incremento de los trabajos de supresión de salideros de gran envergadura, y el reforzamiento de la hidrometría y las tarifas”, sostuvo Paneque Gómez, dejando entrever que el régimen planea un nuevo aumento del suministro de agua en La Habana.

Por su parte, el director general de Aguas de La Habana, Leonel Díaz Hernández, anunció que se están considerando otras acciones que serán presentadas al CDP en abril.

Sin embargo, ambos funcionarios hicieron hincapié en profundizar en campañas entorno al ahorro de agua en la capital cubana, una medida insólita cuando las familias habaneras reciben tan solo una pipa de agua para abastecerse en el hogar.

( www.asere.com )