Aumentan en Cuba los embarazos de parejas con problemas de fertilidad

LA HABANA, 9 ene. Cuba registró más de 6 mil embarazos en parejas con problemas de fertilidad en 2019, una cifra superior en más de 2 mil a las reportadas el año anterior.

De acuerdo con la agencia Prensa Latina, ese resultado se debió a las acciones del Programa de Atención a la Pareja Infértil, a través del cual se realizan consultas y exámenes a parejas con más de un año de relación sin lograr un embarazo deseado y se aplican técnicas de reproducción asistida.

La cifra fue recogida por un informe del Ministerio de Salud Pública de la Isla (Minsap), donde se explica que el programa, al que el gobierno destina más de cuatro millones de dólares anuales, cuenta con una estructura piramidal que va desde consultas locales y territoriales hasta centros regionales y nacionales para la atención de las parejas que así lo requieran.

A nivel nacional, existen seis centros en las provincias de Cienfuegos, Camagüey, Holguín, Santiago de Cuba y dos en La Habana.

Entre las técnicas utilizadas se hallan la criopreservación de semen, la ovodonación, las inseminaciones artificiales e in vitro. Además, como parte del programa se incluyen acciones para prevenir la infertilidad, estimular los nacimientos y lograr una maternidad segura.

También fue puesto en marcha un banco de esperma que se nutre de donantes voluntarios a los que se les realizan análisis y un examen físico de aptitud, y cuya identidad no es revelada a las parejas beneficiadas.

Educación sexual y reproductiva

Por otra parte, el Minsap implementa una experiencia en consultas de salud sexual y reproductiva para potenciar una cultura sexual en los adolescentes, con el que pretende disminuir la fecundidad en la adolescencia, prevenir y reducir la incidencia de las infecciones de transmisión sexual y evitar el uso del aborto como método de planificación familiar.

Este programa, basado en ocho estándares de calidad, se encuentra a prueba en todos los consultorios y policlínicos de tres municipios cubanos: San Miguel del Padrón, en La Habana; Cumanayagua, en Cienfuegos; y Buey Arriba, en Granma, y su intención es extenderlo a toda la Isla, de acuerdo con Roberto Álvarez, jefe del Departamento Materno Infantil del Minsap.

Para este 2020, el Minsap pretende “incrementar las acciones de educación para la salud, dirigidas a mujeres en edad fértil, sus parejas y familiares”, así como “promover la ingestión de ácido fólico para prevenir malformaciones congénitas, prevenir de las infecciones de transmisión sexual, los cuidados a la salud frente a las enfermedades crónicas y el embarazo, el fomento de la lactancia materna y evitar las infecciones adquiridas en la comunidad”.

Cuba sufre desde hace varios años un creciente envejecimiento poblacional y un decrecimiento de su natalidad, cuya tasa bruta por cada mil habitantes en 2018 (último dato conocido) fue de apenas 10,4. Mientras, la tasa anual de crecimiento de la población fue negativa por segundo año consecutivo.
Fuente www.asere.com