nueva Constitución en Cuba

LA HABANA, 22 dic. Un emotivo cierre tuvo la Asamblea Nacional del Poder Popular en Cuba que discutía el proyecto de nueva Constitución luego de que Raúl Castro fuera abrazado públicamente por su hija, Mariela Castro, por primera vez en dicha instancia.

El gesto sella la discusión en torno al matrimonio homosexual en la isla, donde se han alcanzado acuerdos para superar el concepto de matrimonio y respetar los distintos tipos de familia.

En referencia al artículo 82 de la nueva Carta Magna, la diputada Castro destacó que ahora «el tema del matrimonio está ahora en un capítulo novedoso que aborda los distintos tipos de familias en la sociedad, sin discriminar a ninguna«.

El proyecto «reconoce al matrimonio como una de las formas de organización de las parejas, pero no la única. Coloca como elemento novedoso las uniones de hecho, sin atarlas a género alguno«, puntualizó.

Entre los cambios que trae la nueva Constitución es que se destierra toda formulación binaria que hace referencia al matrimonio (esposo-esposa, marido-mujer) y se utilizará solamente el concepto de «cónyuge».

También se desestima que la reproducción sea el fin último del matrimonio o las familias.

Estos cambios permitirán, una vez aprobada la nueva Carta Magna, avanzar en un nuevo Código de Familia que regulará todas las condiciones del matrimonio, con la idea de que sea una figura a la que puedan asistir todas las personas, sin discriminación.

«Los derechos de todas las personas quedan blindados en el nuevo texto constitucional, tenemos ahora que reafirmarlo con el Sí en el próximo referendo. Cuba necesita esta Constitución«, manifestó la diputada Castro.

Antes de abrazar a su padre, la diputada anunció que «quiero felicitar a un educador muy especial en mi vida, gracias por su ejemplo como padre y revolucionario (…) él me enseñó a amar la revolución sin abandonar a la familia y amar a la familia sin abandonar la revolución«.

«Pido como diputada de esta Asamblea que me permitan abrazarlo», dijo Mariela y así lo hizo, acto que se ganó la ovación de todo el plenario.

Mariela Castro ha sido una de las principales precusoras de los derechos LGTBI y la prevención del SIDA en Cuba. Actualmente, es la directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex).