Aplica La Habana las nuevas medidas a partir de este 11 de abril

Seguridad Vial,Cierre temporal de calle 23 en La Habana

LA HABANA, 11 Abril En La Habana se acumulan 170 casos positivos (con presencia en todos los municipios) y continúan siendo Plaza de la Revolución, Cerro y Playa los territorios de mayor riesgo epidemiológico en la ciudad.

Al decir de la doctora Yadira Olivera Nodarse, subdirectora provincial de Salud y directora del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología, la provincia presenta una tasa de incidencia de 8,43 por 100 000 habitantes y existen ocho municipios por encima de la media provincial: Playa, Plaza de la Revolución, Regla, La Habana Vieja, La Habana del Este, Cerro y Cotorro.

Plaza de la Revolución define el mayor riesgo epidemiológico con una tasa de 18,75 por 100 000 habitantes, además del municipio del Cerro con una tasa de 16,02. Se han realizado miles de test rápidos, existe un alto por ciento de población pesquisada (intencionando la actividad en la población con 60 años y más) y se evalúan los sintomáticos respiratorios detectados en la pesquisa.

Así trascendió en el Consejo de Defensa Provincial este viernes, donde las autoridades reiteraron que las pesquisas son el instrumento para obtener informaciones y detectar también otras enfermedades; a la par que la prueba rápida no determina en su totalidad la existencia de coronavirus, por lo que se comprueban a los pacientes con PCR en tiempo real, y llamaron a extremar las medidas del personal médico que presta servicio directo a la población.

Luis Antonio Torres Iríbar, presidente del CDP insistió en el cumplimiento de las nuevas medidas para enfrentar la expansión de la COVID-19 con todo el rigor y, como consecuencia, la reunión contó con la presencia de todos los presidentes de los Consejos de Defensa municipales pues los territorios comenzarán a funcionar de manera aislada.

Aplica La Habana las nuevas medidas a partir de este 11 de abril

Medidas de enfrentamiento a la COVID-19 Infografía: Claudia Pis Guirol

Ante esta situación, Reinaldo García Zapata, vicepresidente del Consejo de Defensa Provincial, expresó que las cadenas de tiendas tienen que funcionar con más eficiencia y se deben controlar minuciosamente los recursos en los municipios.

a

El traslado de los trabajadores deben garantizarlo las entidades donde laboran con transporte propio y el déficit entonces queda en manos del transporte urbano. No habrá trasporte público a partir de este sábado y si alguien necesita trasladarse por urgencia (por ejemplo, hacia instituciones médicas), los municipios contarán con un mínimo de vehículos para resolver la situación.

Los trabajadores de Salud Pública tienen asegurado su transportación según los turnos, los trabajadores por cuenta propia asociados a la transportación privada cesan sus servicios y los inspectores en las paradas deben hacer cumplir las indicaciones del país, que apuesta por el aislamiento social.

Por otra parte, Iríbar orientó acercarle los alimentos a la población. Para la tarea, La Habana cuenta con una red de cafeterías y restaurantes de comida para llevar en las cuales se extiende el servicio hasta las 8:00 p.m.; este horario también será válido a partir de mañana para las panaderías y los establecimientos particulares y estatales, incluso los que trabajan 24 horas.

“Hay que aprovechar las noches para producir y distribuir mercancías; quien incumpla será multado y se le aplicarán las medidas correspondientes”, agregó el también primer secretario del Partido en la capital.

Otros puntos de venta de comida para llevar se habilitarán en los territorios en dependencia de la cantidad de lugares para este fin dentro del área.

Asimismo, se mantiene que las bebidas alcohólicas solo pueden obtenerse en establecimientos que las vendan para llevar, no se pueden consumir en el lugar; y los municipios periféricos comercializarán en los Mercados Ideales hasta una caja de cerveza por persona.

Existe la propuesta de cerrar los Mercados Artesanales Industriales (MAI) y que sus productos pasarán a ser vendidos en las bodegas, con la excepción de que se mantiene abiertos los puntos de comercio de cloro dentro de los MAI.

Las autoridades alertaron que para esta alternativa se llevará un riguroso control de inventarios, las bodegas restructurarán su horario y deberán evaluarse los sistemas de seguridad y protección de las bodegas para evitar los robos y otros delitos.

Con el cierre de las grandes plazas de comercio en divisa como Cuatro Caminos, La Época y Carlos III, deben distribuirse los productos en las casi 500 tiendas y puntos de venta en cuc de la ciudad, a los cuales hay que darles mayor importancia.

Algunos camiones de Cimex y tiendas Caribe podrían comercializar recursos en las zonas y consejos populares más desprotegidos con respecto al Comercio y la Gastronomía. “Hay que evitar el desplazamiento, disminuir la movilidad urbana”, recalcó Torres Iríbar.

Especial interés suscitaron temas como que pueden recuperarse la práctica de las guardias comunitarias para proteger los recursos, escalonar la venta de pollo en las carnicerías y los problemas relacionados con el abastecimiento de agua producto a la sequía, los cuales se solucionan con pipas del preciado líquido.

La distribución del módulo de aseo será debatida en otro de los encuentros pues hasta la fecha solo se les ha entregado a las personas que residen de forma legal en la ciudad o los casos que casi finalizan o tramitan sus viviendas. Se recomienda que aquellos con otra dirección soliciten el cambio de dirección y la baja de la libreta de abastecimiento y se inscriban en una libreta del territorio con la baja digital de la Oficoda.

Quedan capacidades en los centros de aislamiento y ya se encuentran listas otras instalaciones para las mismas funciones médicas, y las acciones de control continúan con altos números de multas impuestas.

Otros tópicos que no se deben dejar de lado en los próximos Consejos de Defensa son el análisis del presupuesto, el plan de la economía, las cuentas por cobrar y pagar, la fuerza de trabajo con que cuenta la capital, la dinámica demográfica y el control de la energía cuando la ciudad se encuentra en una situación crítica del consumo energético en los hogares.

Fuente: Tribuna de La Habana