American Airlines quiere más vuelos a La Habana

American Airlines pronostica 82 operaciones semanales en Cuba

LA HABANA, 1 feb. La aerolínea American Airlines (AA) solicitó al gobierno estadounidense dos nuevas rutas a La Habana, con lo que elevaría de seis a ocho sus vuelos diarios a y desde la capital cubana.En total, la compañía aérea sumaría 14 nuevos vuelos semanales, en momentos en que la administración Trump ha restringido los viajes a la Isla y suspendió el servicio aéreo desde Estados Unidos, tanto regular como de chárter, hacia aeropuertos cubanos fuera de La Habana.

Sin embargo, las restricciones más recientes a los demás aeropuertos de la Isla pueden estar aumentando la demanda a la capital, apunta The Dallas Morning News, medio que informa que las rutas solicitadas por AA enlazarían a La Habana con el Aeropuerto Internacional de Miami, Florida.

La aerolínea, que cuenta con su propia oficina en Cuba, pretende aprovechar los vuelos que dejará vacante JetBlue, que el pasado 16 de enero dijo al Departamento de Transporte estadounidense que dejaría 14 de sus vuelos diarios a la Isla, siete de ellos desde Orlando, uno desde Boston y seis desde Nueva York, a partir del 29 de abril.

Esta compañía, que mantendrá sus tres vuelos diarios a La Habana desde Fort Lauderdale aseguró que esa decisión se debe a los efectos de las restricciones aplicadas por Washington.

Los viajes a La Habana están limitadas por el gobierno estadounidense a 20 salidas diarias, por lo que, ante la oportunidad de agregar nuevos servicios, American no perdió tiempo en hacer su petición.

AA pretende que, de recibir la aprobación gubernamental, sus nuevos vuelos desde Miami a La Habana comiencen el próximo 4 de junio. El servicio se realizaría en un Boeing 737-800 de 172 asientos, lo que aumentaría las capacidades disponibles para los viajeros desde Miami y los ingresos para la compañía.

El pasado año, Ramón Jiménez, director de operaciones de AA en la Isla, dijo que el enfoque de su aerolínea con la Isla era «apostar al mercado cubano a largo plazo».

«Nuestra experiencia acá ha sido muy satisfactoria. Nos ha permitido seguir creciendo, aumentar el número de operaciones y consolidarnos como la línea que más vuelos realiza entre los Estados Unidos y Cuba», aseguró entonces.

En 2016, en medio del «deshielo» con Cuba, el gobierno de Barack Obama autorizó el reinicio de los vuelos regulares de la Isla, tras décadas sin realizarse. Entonces, varias aerolíneas recibieron licencias de vuelo, pero tras el boom inicial y, sobre todo, como consecuencia de las medidas aplicadas por Donald Trump tras su llegada a la Casa Blanca, varias han ido abandonando sus rutas.

El pasado octubre, Washington anunció la prohibición de los vuelos fuera de La Habana, la cual entró en vigor en diciembre, y este enero hizo lo mismo con los vuelos chárter, que desde el próximo 10 de marzo solo podrán volar a la capital cubana.
Fuente Oncuba