LA HABANA, 9 marzo La profesora de Economía e Historia Social de la Universidad de Glasgow, Reino Unido, Helen Yaffe,

catalogó este lunes durante una entrevista a una agencia de prensa internacional como una «noticia esperanzadora» para los países de bajos recursos el hecho de que Cuba tenga casi listas varias vacunas contra la Covid-19.

«Para el Sur global se trata de una muy buena noticia, que les brinda la esperanza de poder ver el fin del impacto de la pandemia mucho más rápido que si dependieran de las grandes farmacéuticas internacionales», aseguró Yaffe.

En opinión de la académica, las vacunas «le garantizan acceso a un producto que de otra forma, quizás le hubiese estado vedado, no solo por su alto costo en el mercado internacional, sino también por el bloqueo impuesto por Estados Unidos (EE.UU.)», agregó.

«La gran interrogante aquí es si Cuba pudiera acceder a una vacuna producida por una farmacéutica estadounidense o por alguna de sus subsidiarias en el mundo», reflexionó la estudiosa en temas de la realidad cubana.

Yaffe ponderó la ciencia cubana en medio de un ilegal bloqueo impuesto por la Casa Blanca, «un país bloqueado y sin acceso a líneas de crédito y financiamiento, como es el caso de la isla caribeña, tampoco podría pagar el precio de entre 10 y 35 dólares por dosis que exigen las farmacéuticas», añadió.

«Es por eso que una de las vacunas se llama Soberana, porque le ofrece la independencia y la oportunidad a Cuba de garantizar la salud y el bienestar de su población y de otras naciones del Sur, e incluso de países desarrollados como EE.UU., en caso de solicitarlas», recalcó.

La académica británica indicó que el tema cobra mayor importancia tras reportes de que la empresa estadounidense Pfizer le exigió a Argentina, Brasil y otros países la entrega de activos soberanos como pago colateral por su vacuna contra la Covid-19. (www.telesurtv.net)