2023 fue el año más caluroso de la historia de Cuba

2023 fue el año más caluroso de la historia de Cuba

LA HABANA, 9 ene. El asfixiante calor del verano pasado lo anunció, y los especialistas acaban de confirmarlo: el recién finalizado 2023 fue el año más cálido registrado en Cuba.Así lo anunciaron especialistas del Centro del Clima del Instituto de Meteorología (Insmet) de Cuba, quienes explican que esto se debió a los efectos combinados del calentamiento global y el fenómeno conocido como El Niño.

Durante el 2023 hubo en total 91 récords de temperatura máxima en el país, mientras que la temperatura media fue 1,38 °C más alta que el promedio histórico, de acuerdo con la especialista Idelmis González García.

En entrevista para el diario estatal Granma, la meteoróloga explicó que en parte esas temperaturas estuvieron ocasionadas por la fuerte influencia de El Niño, un fenómeno atmosférico que se genera cada cierto número de años causado por el calentamiento gradual del océano Pacífico oriental y central.

Desde junio el calor intenso azotó prácticamente todo el territorio cubano, al punto de convertirse en un tema recurrente en redes sociales, y la etapa más calurosa todavía estaba por llegar: los meses de julio y agosto.

Entre los máximos alcanzados en 2023 destaca el de julio, que se convirtió en el mes más cálido registrado desde 1951. Además, las noches de julio, agosto y noviembre fueron las de mayor temperatura histórica para esos momentos del año en la isla.

La media de temperatura de julio fue de 29,1 °C  y por vez primera los termómetros de la isla se desplazaron hasta los 39 grados. Esto, sumado a la conocida humedad y otras características atmosféricas del país, llevaron la sensación térmica hasta valores muy elevados.

Los registros científicos desde 1951 hasta la fecha indican que las temperaturas medias en Cuba se han incrementado en un grado celsius y se prevé que se mantenga la tendencia al alza.

A mediados del año pasado también influyeron sobre Cuba un sistema anticiclónico y la presencia de una masa de aire extremadamente seca y estable que proviene del Sahara, que determinaron una oleada de altas temperaturas durante julio.

Según explicaron especialistas del Insmet en ese momento, en la segunda semana de julio de 2023 la sensación térmica estuvo entre los 37 y los 40° en todo el país, y llegaron incluso a los 50 en zonas del interior y de la región oriental.

Fuente