17 personas fueron condenadas a largas penas de prisión en La Habana

17 personas fueron condenadas a largas penas de prisión en La Habana

LA HABANA, 5 sept. La prensa en Cuba dio a conocer hoy sobre el arresto de 17 personas en la capital del país implicadas en una amplia red de robo de combustible que lograron hacerse con casi

2.5 millones de litros de diésel de la empresa dedicada a abastecer los grupos electrógenos de toda la ciudad.

Según refiere la nota publicada por el portal web estatal Cubadebate, el hecho se produjo en la Central Eléctrica Diésel de Berroa, ubicada en el callejón Kilómetro 12 ½ del Reparto Santa Fe, en el municipio habanero de Guanabacoa, al sureste de la capital.

Los implicados tenían una perfecta operación mediante la cual transportaban tanques con una capacidad de 20 y 25 litros llenos de combustible en carretillas o en vagones de construcción hacia viviendas que son colindantes con la citada empresa, las cuales están consideradas como un asentamiento ilegal.

La red no solo implicada trabajadores de la empresa de donde se robaba el combustible pues también se involucraron muchos de los pobladores de este asentamiento ilegal cercano a la entidad que se dedicaban a la venta de cada litro de petroleo a un precio de entre 3 y 5 pesos cubanos a los chóferes de autos particulares.

Se trata de “un negocio redondo y no pocos se mojaron las manos”, reseña la nota publicada en el citado medio.

Según cálculos realizados por la Unión Eléctrica de Cuba, estos 2.5 millones de litros de diésel pudieron ser utilizados para electrificar 51 mil 714 viviendas durante un mes.

«Todo estaba “bien calculado”. Los jefes de turnos, junto a custodios y operarios encargados de activar los sistemas para la generación de energía eléctrica, manipulaban fraudulentamente el mecanismo diseñado para la actividad, con el fin de emplear menor cantidad de petróleo que la planificada, cifra que nunca dejó de ser reportada como consumida. Por lo tanto, cada día se apoderaban de la diferencia», precisó el reportaje de Cubadebate.

«Tras meses de investigación policial, y luego de seis registros domiciliarios, fueron ocupados 37 mil 469 litros de petróleo, mil 273 pesos cubanos convertibles (CUC) y 5 mil 259 CUP. Además, se confiscaron múltiples equipos electrodomésticos adquiridos como ganancia de la actividad y tres cisternas, entregadas a la Refinería Ñico López. La entidad certificó que el combustible era diésel Especial en buen estado para su comercialización», concluye el reporte.

Por el delito de malversación, a los 17 implicados les fueron impuestas condenas de privación de libertad o trabajo correccional con y sin internamiento, en dependencia de su participación en los hechos.
(www.islalocal.com)