Wendy Guerra: «Cambiar Cuba mediante la violencia sería un suicidio»

GRA091 BILBAO, 22/04/2016.- La escritora cubana Wendy Guerra, en la presentación de su libro "Domingo de Revolución" en la novena edición del Festival Internacional de las Letras de Bilbao Gutunzuria. EFE/LUIS TEJIDO

GRA091 BILBAO, 22/04/2016.- La escritora cubana Wendy Guerra, en la presentación de su libro “Domingo de Revolución” en la novena edición del Festival Internacional de las Letras de Bilbao Gutunzuria. EFE/LUIS TEJIDO

LA HABANA, 24 abril (EFE) La escritora cubana Wendy Guerra, en cuyo país no se publica la parte de su obra centrada en la actualidad, ha afirmado que la realidad de Cuba debe cambiarse de forma pacífica, en una mesa en la que se sienten «todos: el exilio, el ‘inxilio’, la izquierda más dura y la derecha interesada en ese cambio».

«En Cuba no estamos en tiempos de violencia, no creo en cambiar las cosas derrocando (a los Castro) o ametrallando. Sería un suicidio», puntualizó en una entrevista con motivo del lanzamiento en España de su último libro, Domingo de revolución. En su opinión, los cambios «tienen que ser mentales, estéticos, ideológicos, culturales», y añadió que los cubanos que viven en Cuba «siempre han querido cambiar las cosas pacíficamente».

«Intentar derrocar con violencia un sistema que hemos construido nosotros mismos sería muy incoherente», aseguró.

Sobre la reciente visita a Cuba del presidente Barack Obama, Guerra consideró que en sus discursos en la isla hizo un llamamiento a «la conciencia del reencuentro» y también valoró que viajara acompañado por su familia ya que, según remarcó, para los cubanos «la fragmentación familiar ha sido uno de los grandes venenos de los últimos años».

«Las familias están dispersas, desintegradas, y los amigos se han divorciado ideológicamente», dijo, pero añadió que vive y morirá en Cuba, porque «lo natural es vivir donde uno nació, y porque todos los cubanos sueñan con vivir allí y resistir». Guerra lanzó, sin embargo, un mensaje de optimismo y aseguró que los cubanos están con «muchas ganas de cambio», y que aunque saben que «no será dar un portazo» a lo anterior y «ya está», cada vez tienen más información, las conexiones a internet «van entrando» en la isla y saben «que hay algo más allá» de sus fronteras marítimas.