Vuelve la pesca del castero Blue Marlin en Cuba

LA HABANA,18 sept. ACN) Amantes del mar vuelven a reunirse en las aguas cubanas, ahora en aras de revivir el Torneo Internacional de la Pesca del castero Blue Marlin, ausente por varios años y que permitirá realzar a la Isla como un atractivo destino para el turismo recreativo.

Cuatro jornadas de búsqueda de ese pez animarán la XXII edición del tradicional encuentro, que transcurre del 19 al 24 de septiembre auspiciado por la Marina Hemingway.

Domingo Novo, director comercial de la empresa, comenta que la referida lid, junto con el Torneo Internacional de la Pesca de la Aguja Ernest Hemingway y el del Wahoo, constituyen los tres grandes eventos de pesca deportiva desarrollados en Cuba.

Sobre las particularidades del certamen, destaca que los participantes podrán navegar desde la localidad de Santa Cruz del Norte y hasta la bahía del Mariel, zona con una profundidad de 12 millas náuticas.

Convocados como ha sucedido desde los inicios de estas lides de competir sin afectar la preservación del hábitat marino cubano, los equipos intentan capturar los peces a través del método de marcar y soltar, aprobado por la Federación Internacional de Pesca, a la que pertenece la Mayor de las Antillas.

Estos eventos deportivos atraen habitualmente a equipos de Lituania, Argentina, Rusia, Holanda, Reino Unido, México, Puerto Rico, España, Italia y Francia.

Para la ocasión se premiarán a los tres grupos que mayor acumulado obtengan, y al que reporte la primera captura de Blue Marlin en cada jornada de pesca.

También recibirán títulos el participante más joven, la mujer que conquiste un Blue Marlin, y quienes logren atrapar el primer Sailfish y White Marlin del torneo.

Las salidas al mar serán los días 20, 21 y 23,  mientras el 22 se destinará al descanso de las tripulaciones y el 24 se clausurará el tope.

Por su ubicación, Cuba resulta altamente atractiva para la pesca deportiva, pues las grandes corrientes oceánicas la conectan con las rutas de especies pelágicas, mientras que las profundas cuencas y fosas del Mar Caribe, y los estrechos de la Florida y las Bahamas, sirven de barreras ecológicas.   /Lissett Izquierdo Ferrer