Vigésima y muy popular invasión de cine francés a La Habana

 Festival de Cine Francés,Cuba,La Habana,LA HABANA, 27 abr. Con la mayor de las veinte muestras realizadas hasta ahora en Cuba, el Festival de Cine Francés ha devenido uno de los más importantes en América Latina de acuerdo con el número de espectadores que reúne y la repercusión cultural que provoca a lo largo y ancho de toda la Isla.

La comedia El Dulce Escape (dirigida por Bruno Podalydés), con el protagonismo del director, Sandrine Kiberlain y Agnes Jaoui (actriz, directora y guionista invitada a Cuba) abrirá las puertas del Festival el día 27 en la sala Chaplin. Así, dará inicio un evento que contará con algunos de los filmes franceses más populares y actuales de la temporada 2015-2017, y este año, al igual que en algunas ediciones recientes, se insiste en la comedia.

Dentro de la comedia en sus variantes más amables y aventureras clasifican no solo el filme inaugural sino también otros siete títulos de los programados: La vaca, El novato, Papá o mamá, Loló, el hijo de mi novia, OSS 117: Perdido en Río, y las más antiguas El salvaje (1975), con el dueto Yves Montand y Catherine Denueve, y Más locos que una cabra (1981) donde se unen Gerard Depardieu y Pierre Richard.

En un plano menos comercial, y más comprometido con otros tonos y temas, aparecen en el evento títulos que lidian, en serio, con el racismo o la inmigración como Fátima o Tour de Francia, o la ya mencionada La vaca, que se ganó el corazón de muchos espectadores gracias a su aldeano argelino que atraviesa Francia a pie, de Marsella a París, acompañado por su vaca para concursar en la Feria de Agricultura.

A favor de la variedad genérica, llegan las románticas e intimistas Mi amor (por la cual fue premiada en Cannes la actriz Emmanuelle Bercot), Roselie Blum, 21 noches con Pattie, y Nuestros futuros; además de los dramas sociales y realistas La cabeza alta y El outsider, la filosófica y autoral El futuro y el thriller policiaco El caso SK1.

Como complemento, están los documentales de largometraje Las estaciones (Jacques Perrin, Jacques Cluzaud, 2015); Mañana, y los animados, también de larga duración, El principito, La vida de Calabacín, El niño fantasma y Adama.

Por si fuera poco, hay un homenaje a los realizadores Jean Pierre Melville (1917-1973) en su centenario, programado para el cine 23 y 12, y a la pareja integrada por Agnes Varda y Jacques Demy. Respecto a Melville, se presentan en Cuba, antes que en ningún otro país, un grupo de sus filmes restaurados y digitalizados (El ejército invisible, El silencio del mar, 24 horas en la vida de un payaso, León Morin, clérigo) que formarán parte de un ciclo a presentarse en muchos países antes que concluya 2017.

Por otra parte, el Museo Nacional de Bellas Artes expondrá 120 fotografías tomadas en Cuba, en 1962, por la realizadora Agnés Vardá, para realizar el documental Saludos, Cubanos, además de varias otras de sus películas, y las de su esposo, Jacques Demy, en el cine La Rampa.
Tomado de Cibercuba