Un paseo por el Prado de La Habana

havana-live-prado2LA HABANA, 19 Junio (por Ana Maura Carbó)  Siempre he estado tentada a preguntar qué nos lleva allí. ¿Serán los reclamos del descanso, el encanto de compartir una conversación o simplemente contemplar la realidad citadina?

El paseo habanero del Prado es un sitio obligado en mi vida. Lo prefiero en las tardes cuando el sol, en despedida, hace que los colores sean menos intensos y los bancos no tan castigados por el sol.
681x454En algunas mañanas escolares haciendo ejercicios, en las tardes, a veces, grupos aficionados invitan a la estancia con canciones, bailes y artistas de las artes plásticas muestran sus más recientes obras.paseo-del-prado Pero siempre, a cualquier hora de ldía habrá personas leyendo, meditando o tal vez esperando por una cita. Las obras de este paseo comenzaron en el año de 1770, con el propósito de otorgar un brillo particular a la villa de San Cristóbal de La Habana, concluyéndose su construcción a mediados de la década de 1830, durante el mandato del capitán general Miguel Tacón (1834 – 1838). El Paseo del Prado enrumba hacia el mar. Dos grandes hileras de álamos y laureles, ocho hermosos leones de bronce junto a los bancos de mármol, le imprimen una vista singular. Tal vez estos detalles sean la atracción. Desde el Paseo del Prado también pueden admirar el llamado Centro de Dependientes, en Prado y Trocadero, el Centro Gallego y el Hotel Telégrafo, insertado en Prado y San Miguel. Fuente de inspiración también para escritores y músicos cubanos.  Sin duda es un acompañante inseparable de La Habana, que se erige como testigo mudo de una historia reflejada en los recuerdos de la época colonial, presentes en las calles citadinas. Para mí, que no soy habanera, el Paseo del Prado ejerce una atracción diferente.
Los confieso que caminar bajo las sombras de sus árboles, admirar el verde intenso de las hojas y sentir el hechizo adormecedor y refrescante de la brisa, me transporta al campo donde nací.
imagen3 havana-live-prado3Paseo-del-Prado-wallpaperhttp://www.cadenahabana.cu/2014/06/17/un-paseo-por-el-prado-de-la-habana/