ETECSA instala cargador para teléfonos móviles

ALINATRABAJO_9LA HABANA, 5 agosto (Cibercuba) Un aditamento más que indispensable, y muy común desde hace ya en muchos lugares públicos en muchos países, ha comenzado a “producirse en Cuba”, a partir de una iniciativa acometida por ETECSA.

Estamos hablando de los cargadores multiples de dispositivos móviles. Esas “torres” o “bancos” donde los usuarios pueden cargar sus celulares sin necesidad de estar “cazando” un tomacorriente. Quien ha estado en una terminal aérea, o de trenes después de un largo viaje, sabe lo indispensables que son.

Según relata la nota periodística del portal digital Cubasí, “todo surgió a partir de una demanda que realizara el Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba (IACC) a la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), basada en opiniones de los pasajeros, sobre todo extranjeros, quienes una vez en el país, afrontaban tal disyuntiva.”

El ingeniero en Telecomunicaciones Héctor Marsal, director de Mercadotecnia de la División de Servicios Móviles, se dio a la tarea de “responder a la demanda de la IACC” y descubrió que en Cuba, tal producto no existía. La pregunta siguiente fue: ¿qué hacer? ¿los compramos?

El alto precio de cada unidad, según la oferta envíada por algunos proveedores foráneos – $ 2700.00 dólares c/u – lo obligó a buscar otra alternativa, y esta fue nada más y nada menos que fabricarlos en el país.

«Entonces nos dimos cuenta de que el dispositivo no llevaba tantos recursos, que lo podíamos fabricar a partir de iniciativas propias».

Luego de estudiar las características técnicas del equipo, decidió buscar un diseñador. Fue ahí donde apareció Líber Ponce, de la Dirección de Comunicación de ETECSA.

«A él le gustó la idea y de mutuo acuerdo comenzamos a trabajar. Después de una primera propuesta, llegó la última; también vimos dónde se podía fabricar y con qué materiales».

El equipo final, cubano 100%, se fabricó a un costo de $104.00 cuc y permite conectar a la vez hasta 6 dispositivos móviles. Está hecho de PVC y acrílico.

«Es un producto terminado muy versátil, que se puede ubicar en una terminal de ómnibus o en otros sitios públicos, como los parques, donde tendría un valor agregado, teniendo en cuenta las posibilidades de conexión wifi».