Two Brothers o Los Dos Hermanos

habana-restaurante-dos-hermanosLA HABANA 14 Abr (Por Ana Maura Carbó) Unos toldos de listas amarillas y blancas en su terraza abierta, llama la atención de quienes recorren la parte vieja de la ciudad, imaginándose cuando siglos atrás los emigrantes desembarcaban por el puerto de La Habana, pensando en un futuro mejor. Restaurante Dos Hermanos Vecino de la Iglesia Ortodoxa Rusa y muy cerca del Hotel Armadores de Santander, está el Bar-Cafetería Dos Hermanos, conocido también como Two Brothers, resguardado por el toldo de listas amarillas.
La brisa marina abanica la estancia de los visitantes, atraídos por la agradable oferta de los entrepanes, que incluye el clásico de jamón y queso, el sándwich Dos Hermanos, el de tomate, cebolla, ajo y queso, entre otros que hechizarán el paladar del más exigente comensal. ¿Y qué decir de los entrantes? Esta propuesta de la carta propone el ajiaco cubano, la crema de malanga y las ensaladas de pollo, de atún y mariscos, hasta combinaciones que incluyen pollo, cerdo, lacón, camarón, langosta, pescado y riñonada. El Bar-Cafetería habanero Dos Hermanos, está abierto las 24 horas, con la grata amenidad de un grupo musical. restaurante-dos-hermanos Llegar a su umbral hace recordar a quienes lo frecuentaron por la década de los años 50 del pasado siglo, cuando trovadores, marineros y noctámbulos convergían en ese sitio, unos para escuchar música cubana tradicional y otros para disfrutar de la coctelería criolla y universal. Cuentan que era uno de los lugares favoritos del poeta español Federico García Lorca, aunque es bueno recordar que el bardo ibérico se dio vueltas por todos esos lugares en su afán de conocer el ambiente bohemio La Habana de la época. Luego de una exhaustiva reparación el Two Brothers nombre que lo distinguió antaño, reabrió sus puertas a fines del 2009 con el nombre de Dos Hermanos, y hoy sin lugar a dudas sobresale en la habanera Avenida del Puerto, como un lugar que no puede dejarse de visitar, pues por su servicios y agradable vista de la bahía es difícil de olvidar.