Trabajadores de la construcción indios y paquistaníes continuarán trabajando en Cuba

Trabajadores de la construcción indios y paquistaníes continuarán trabajando en Cuba

Hotel Prado y Malecon Foto Cibercuba)

LA HABANA, 28 feb. Operarios paquistaníes e indios ―contratados por las constructoras Bouygues y Unión de Construcciones Militares (UCM)― se están encargando de las labores de acabado del hotel Packard, en La Habana, cuya inauguración fue pospuesta para agosto de 2018, tras no haber sido posible su apertura en el 2017, como estaba previsto inicialmente.

Diario de Cuba asegura que los constructores extranjeros se están encargando actualmente de la carpintería de aluminio, así como de la electrificación y de la plomería, entre otros apartados.

En diciembre se restableció un doble turno de trabajo (7:00 am-1:00 am), lo que supuso avances tanto en las labores constructivas del Packard como de las obras en el hotel Prado y Malecón.

Un joven cubano del servicio militar, que ha visto de cerca cómo se desenvuelven los operarios asiáticos, ha señalado al citado medio que “trabajan burros”, pero ratifica que cobran 2 mil dólares mensuales.

Los reclutas cubanos, no obstante -en buena medida por la presión mediática- ahora cobran más que antes. Bouygues y UCM han modificado la política salarial a los soldados, y los reclutas que dominan oficios ganan hasta 4 mil pesos mensuales (166 CUC), mientras que los no calificados 2 mil pesos (83 CUC).

La falta de mano de obra calificada en Cuba -en el sector estatal- se ha hecho sentir en los últimos años por la mudanza de muchos trabajadores al sector cuentapropista, en busca de mejores salarios así como de mayores oportunidades e incentivos.

A GAESA le urge que todo vaya bien en el sector constructivo hotelero porque aspira a incrementar su fondo habitacional con las inauguraciones de los hoteles Packard y Prado y Malecón a 508 habitaciones, que se sumarían a las 246 habitaciones de las que ya dispone el hotel Manzana de Gómez, todos ubicados en el centro mismo de La Habana.
Tomado de Cibercuba