Tillerson descarta que diplomáticos estadounidenses regresen a Cuba por ataques acústicos

Tillerson descarta que diplomáticos estadounidenses regresen a Cuba por ataques acústicosLA HABANA, 11 ene. El Secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, descartó que los diplomáticos estadounidenses regresen a Cuba y ordenó abrir una nueva investigación de alto nivel para llegar a la raíz del misterio de los llamados ataques acústicos.

Estados Unidos estaría “poniendo a personas intencionalmente en peligro” si envía a sus diplomáticos de vuelta a Cuba, según el secretario de Estado, Rex Tillerson, en entrevista con la agencia AP.

Esto pese a que todavía hay dudas sobre los supuestos ataques acústicos que ocurrieron entre noviembre de 2016 y el primer trimestre de 2017, y afectaron a 24 miembros del personal diplomático estadounidense radicado en La Habana, Cuba.

Luego de meses de investigación y cuatro viajes de funcionarios del FBI a la capital cubana, la División de Tecnología Operativa de la agencia dijo que las pesquisas no encontraron evidencia de que las ondas de sonido hubieran dañado la salud de los estadounidenses.

Audiencia en el senado estadounidense y falta de pruebas contundentes

El martes 9 de enero se realizó una audiencia en la plenaria del Senado en Washington D. C. y allí Charles Rosenfarb, director de la Oficina de Servicios Médicos del Departamento de Estado, señaló que no hay evidencia de que estos hubieran sido episodios de “histeria colectiva” de los afectados.

Según Rosenfarb, los síntomas sufridos por los diplomáticos incluyen pérdida de audición, tinnitus o zumbido en los oídos, vértigo, dolores de cabeza y fatiga, un patrón consistente con “lesión cerebral traumática leve”.

Todd Brown, director asistente de seguridad diplomática en el Departamento de Estado, dijo que, además de la posibilidad de un ataque acústico o sónico, los investigadores encargados estaban considerando si las personas podrían haber estado expuestas deliberadamente a un virus. Pero no ofreció detalles ni pruebas.

Los funcionarios del Departamento de Estado dijeron que no podían abordar o especular sobre estos asuntos en una audiencia pública. Los legisladores también preguntaron si los elementos deshonestos del gobierno cubano o los servicios de seguridad o un tercero como Rusia podrían haber estado involucrados.

La respuesta de Cuba a las acusaciones en medio de tensiones

A pesar de estas tesis de los funcionaros estadounidenses, algunos expertos han argumentado que un ataque acústico parece inverosímil, pues probablemente habría causado un ruido extremadamente fuerte en el área, algo sobre lo cual no hay pruebas contundentes.

El Ministerio del Interior cubano ha abierto su propia investigación y ha reiterado que no tuvo nada que ver en las supuestas agresiones, calificando la teoría del ataque sónico de “ciencia ficción”.

La directora para Estados Unidos de la cancillería cubana, Joséfina Vidal, declaró que el propósito de la audiencia no era “establecer la verdad” y negó de nuevo tener responsabilidad o constancia sobre esos hechos.

“Cuba nunca ha perpetrado ni perpetrará, ni ha permitido ni permitirá que terceros actúen contra la integridad física de ningún diplomático sin excepción. El gobierno cubano tiene conciencia de sus responsabilidades y las cumple de manera ejemplar”, aseveró Vidal.

Este hecho se suma a las tensiones diplomáticas entre ambos países durante la administración Trump, que dejó atrás la histórica reapertura de diálogos entre ambas naciones luego de más de medio siglo, cuando Barack Obama era el primer mandatario estadounidense.

Con AP, EFE y Reuters