Terminal de Contenedores de La Habana cerrara sus puertas

havana-live-Container ship LA HABANA, 1 Julio (PABLO PASCUAL MÉNDEZ PIÑA) Tras 18 años de cargas y descargas ininterrumpidas, fue anunciado extraoficialmente que la Terminal de Contenedores de La Habana, S. A. (TCH S.A.) cerrará sus puertas y todos sus empleados serán puestos de patitas en las calles ―así lo confirmó un trabajador de la corporación mixta cubano/española, que solicitó el anonimato.

La fuente asevera que el Grupo de Administración Empresarial del Ministerio de las Fuerzas Armadas, conocido por las siglas (GAE) ―actual entidad empleadora de la zona franca del Mariel― informó a los futuros parados de no tener interés en reubicarles en el nuevo espigón, localizado a 38 kilómetros al oeste de la capital.
Al parecer, las destrezas y experiencias adquiridas en las faenas portuarias desde 1996 no son razones de peso para asignarles una vacante a los trabajadores en el recién inaugurado mega-puerto. “La respuesta oficial consiste en que el GAE solo quiere ‘carne fresca’, y no le importará gastarse un dineral en el adiestramiento de los futuros trabajadores”, apuntó la fuente. El único ofrecimiento de reubicación para estos obreros portuarios, fue el de camilleros de ambulancia en el sistema de urgencias médicas conocido por (SIUM), una entidad perteneciente al Ministerio de Salud Pública (MINSAP).
“No estamos en contra de los jóvenes ―aclaró la fuente―, a fin de cuentas todos los trabajadores de la THC S.A., tuvimos que someternos a un costoso proceso de instrucción antes de encaramarnos en las grúas, y seguramente que los muchachos pueden hacer lo mismo”. “Lo preocupante es que a pesar del ‘filtrado político’ y ‘el cuéntame tú vida’ que caracterizan los procesos de empleo en las Fuerzas Armadas, parece que el método de contratación del GAE excluye a los trabajadores ya entrados en años”, enfatizó.havana-live-port vieja-havana
“Mis compañeros y yo consideramos discriminatorio que aquellos que aspiran a trabajar en ese proyecto no tengan una oportunidad. Los artículos 42 y 43 de la Constitución de la República prohíben las discriminaciones, pero lo visto y comprobado hasta ahora es que el Gobierno se limpia con las leyes”, apuntó. “A la altura de casi 56 años de revolución y ante este problema ―reconoce―, los trabajadores debemos tomar conciencia de la necesidad de tener un sindicato ‘traqueteao de verdad’ y un líder como Aracelio Iglesias”.
“Antes del 59 se armaban tremendos jaleos en los muelles por cualquier cosa. Soy de la opinión que si los gobernantes de este país se empeñan en jugar al capitalismo, deberíamos aplicarles las mismas reglas para darnos a respetar, y ejercer el derecho a huelga que tienen todos los trabajadores del mundo”. A la pregunta de si tiene conocimiento de la existencia de sindicatos independientes, responde que se acaba de “desayunar con la noticia”. “Pero no es la primera vez que las Fuerzas Armadas se inmiscuyen en los asuntos portuarios”, asevera Hipólito Pérez, un jubilado de 75 años residente en Centro Habana.
En 1960 ―cuenta Hipólito― trabajaba como estibador de la Compañía Trasatlántica Española con sede en el muelle de San Francisco; tras el duelo verbal entre Fidel Castro y Logendio, el entonces embajador español en Cuba, la compañía fue nacionalizada.
“Nunca olvidaré el día que me despidieron ―recuerda Hipólito―. El capitán Nieves (segundo del comandante Castellón en la línea de mando) me citó en su despacho para comunicarme que la dirección del puerto prescindiría de mis servicios, porque las plazas estaban reservadas para los licenciados del Ejército Rebelde. Igualmente se me notificó que la decisión no tenía marcha atrás. Evidentemente el régimen no quería revoliqueros en los muelles”. En la actualidad, TCH cuenta con una superficie de 18 hectáreas y 450 metros lineales de atraque. Tiene unos 9.75 metros de calado con posibilidad de dragado de hasta 12 metros. Trabaja durante 24 horas los 365 días del año en la carga y descarga de buques, al tiempo que entrega y recibe contenedores durante 16 horas al día.
En THC se alcanzan productividades comparables a las de otras terminales de primer nivel. Se promedia entre 25 y 30 movimientos grúa/hora. Sus tarifas son competitivas en relación con las que ofrecen otros puertos de la misma zona. Conclusivamente, resulta paradójico que en una nota publicada en el oficialista diario Juventud Rebelde, la Terminal de contenedores de La Habana fue calificada de “modelo de excelencia empresarial e implantó record de descarga de contenedores”.
http://www.diariodecuba.com/cuba/1404197509_9305.html