¿Te toca o no te toca Nauta Hogar?

¿Te toca o no te toca Nauta Hogar?LA HABANA, 7 oct. (DDC) El reciente anuncio de que el monopolio estatal de las telecomunicaciones, ETECSA, extenderá su servicio Nauta Hogar a 17 consejos populares de la Isla, ha creado expectativas y provocado especulaciones entre los cubanos, pero sobre todo dudas.

Nauta Hogar, promocionado como el “servicio de internet ofertado a las familias cubanas”, tuvo su primera experiencia piloto el pasado mes de enero en dos consejos populares habaneros: Plaza Vieja y Catedral.

Aliuska, trabajadora de un Telepunto de ETECSA en Habana del Este, recuerda que en aquel entonces la empresa anunció que 2.000 hogares de esas dos barriadas se beneficiarían de la experiencia.

“Hasta que se dieron cuenta de que ni siquiera la mitad de esa cifra contaba con el servicio de telefonía fija, un requisito indispensable para aplicar el servicio Nauta Hogar. Es normal que los cubanos siempre antepongan su reserva ante cualquier oferta del Estado. Al final, me consta, entre los dos consejos populares no llegaron a 900 usuarios”.

Luis Orlando fue de los usuarios “elegidos”, en el consejo popular Plaza Vieja para la prueba piloto y tuvo dos meses de prueba gratis. A partir del primero de marzo, como anunciaba el tabloide promocional, los clientes comenzarían a pagar la tarifa correspondiente según la velocidad contratada.

“El mismo día de comenzar a pagar, ocurrieron fallos técnicos. Me entró un desanimo tremendo, pero al final contraté la tarifa más barata, de 15, que entonces era por la velocidad de 128/64 Kbps, más lenta que un coche fúnebre. Cuando reclamé a ETECSA el especialista me dijo que no eran fallos, sino que eran ajustes y correcciones porque aquello era algo nuevo”.

ETECSA dijo que unos 600 usuarios pagan por Nauta Hogar actualmente en La Habana y que, en un primer paso, planea llevar el servicio a 38.000 hogares de Pinar del Río, Las Tunas, Holguín, Granma y Guantánamo para luego extenderlo a todo el país antes de finalizar el año.

Para contratar Nauta Hogar, los interesados deben tener una línea de teléfono fijo y una cuenta bajo el dominio @nauta.com.cu.

La compañía dijo haber identificado a todas las personas que viven en las zonas donde ahora se activará Nauta Hogar, y que estas serán contactadas vía telefónica para que conozcan la oferta.

“Y como los teléfonos fijos se otorgan con el visto bueno del CDR, no es difícil sacar cuentas de que permitir a los cubanos tener, en algún momento de este siglo, internet en la casa es un programa muy bien pensado que no deja nada al azar: la internet se repartirá por la libreta”, dice Sara Lidia, dependienta de almacén en una UEB del Ministerio de Construcción.

‘Promesas largas y recursos cortos’

Según reportes de la prensa estatal, las ofertas comerciales en cuanto a velocidades en la expansión de Nauta Hogar serán de un megabit (1.024 Kbps) de bajada y 256 Kbps de subida, a un monto de 15CUC mensuales, con solo 30 horas de consumo por usuario al mes que, pese al costo, no son acumulativas, se pierden al terminar el período.

Los otros paquetes son de 2.048/256 Kbps (30CUC), 3.072/512 Kbps (50CUC) y 4.096/512 Kbps (70CUC), igualmente por 30 horas al mes.

ETECSA indicó que, una vez consumida las 30 horas, los usuarios tienen la opción de recargar su cuenta al precio vigente para las salas públicas de navegación, de 1,50CUC la hora.

“Tengo una duda de olimpiada”, ironiza Olivio Blanco junto a dos colegas mientras leen el anuncio de Nauta Hogar y esperan el P13.

“Dice que son 30 horas mensuales y no acumulativas. Entonces las familias que tengan menos de tres miembros en su núcleo se podrán repartir diez horas per cápita. Pero en los núcleos donde sean cinco miembros o más, cómo se van a repartir 30 horas. A que ETECSA ni pensó en eso”.

A Consuelo Sanabria, cuidadora particular de niños, no le importa que sea un servicio de internet bastante restringido y con un costo obviamente excesivo para los bolsillos obreros.

“La gente siempre pagó por acceder a internet incluso cuando costaba 4,50CUC la hora, y para nadie es secreto que a muchos sitios y aplicaciones el cubano no puede acceder. Pero sí es injusto que sea una mordaza lo de las 30 horas mensuales por cada contrato. Lo mejor sería establecer también tarifas para la cantidad de horas que se quiera”, propone Sanabria.

“Eso no es posible en un país de promesas largas y recursos corto”, advierte Alberto Herrera, vecino de un solar en la barriada El Canal donde ninguna de sus 11 familias residentes cuenta con servicio de telefonía fija.

“¿Te imaginas internet en los solares? En el nuestro llevamos años bajo la promesa de que en el próximo nos incluirán en el escalafón (de los teléfonos fijos), así que seguiremos con la bendición de ‘san Connectify’ hasta que ETECSA decida que en los solares hay hogares de cubanos”.

De los clientes que finalmente optaron por contratar los servicios de Nauta Hogar en los consejos populares Plaza Vieja y Catedral, la mayoría regenta establecimientos privados en la zona. Las ganancias de sus negocios les permiten invertir para replicar la conexión y prestar otro servicio más a su clientela.

“Pero la conectividad es lenta e interrumpida a pesar de que casi todos contratamos la de dos megas, que costaba en un inicio 115CUC por las 30 horas mensuales”, explica Maikel Pozo, barman de un restaurante privado cercano a calle Mercaderes.