Archivo de la etiqueta: Obama

Audifonomanía

LA HABANA, 13 ene. Por: Isely Ravelo Rojas  En las calles, jóvenes y adultos parecen hechizados por los oídos. Una suerte de melomanía colectiva hace suponer que los audífonos, de cualquier tamaño, color o forma, constituye accesorios imprescindibles de las personas al salir de sus Sigue leyendo

Mauricio Figueiral: La poesía musicalizada

LA HABANA, 12 ene. Por: Karla Esquivel Báez     Fotos: Jorge Luis Borges Liranza

No te conoce, pero te trata con la calidez de un amigo; y puede pasar horas conversando sobre cualquier tema, sobre todo si se habla de música. En una mano la guitarra y en la otra el corazón, que deja en Sigue leyendo

El protocolo tropical de la familia Obama en Cuba

obama-en-cuba-2175277h360LA HABANA, 22 marzo (ABC)  Michelle Obama descendía deslumbrante por la escalerilla del avión, a su llegada al aeropuerto internacional José Martí de Cuba el pasado domingo. Sin chaqueta ni abrigo, aterrizó en La Habana bajo la lluvia, pero con una temperatura de 25 grados.

En esta visita de acercamiento entre Estados Unidos y la gran perla de las Antillas, tras 88 años sin precedente, se ha impuesto el «protocolo tropical», mucho más relajado que el que se cumpliría en una visita de los Obama a otros países occidentales. La primera dama estadounidense escogió un vestido de Carolina Herrera, ideal para climas templados y celebraciones en espacios abiertos.

Los colores, blanco, rojo y azul recordaban a los de la bandera de Los Estados Unidos, si bien el dibujo de grandes flores retomaba los vestidos de las alegres veladas del famoso club Tropicana de la primera mitad del siglo XX.

Michelle Obama, con un vestido de corte años 50, de falda con vuelo y manga a la sisa, hecho en el clásico algodón, no podía ir más en sintonía con el destino. Evitó llevar el protocolario abrigo o chaqueta a su llegada, algo que fue bienvenido por el hecho de tratarse de una ciudad del Caribe, ya que habitualmente en sus visitas a otros países lleva al menos manga media o larga, si no un ensemble de abrigo y vestido. Con la lluvia y ya en la ciudad, añadió a su atuendo una simple rebeca roja.

Sasha, de 14 años, hija menor de la pareja presidencial, lucía un vestido de punto de algodón negro con ribetes blancos de la marca Shoshanna, que utilizan Andie MacDowell, Eva Longoria o Lupita Nyong’o, y un estricto collar de cuero. Malia, de 17 años, escogió un romántico vestido de algodón con estampado de flores.

Aunque las dos «niñas Obama» iban con falda corta, tanto su edad como el relajado «protocolo caribeño» hizo que ambos atuendos fuesen un éxito. Nada tenía que ver su estilismo con las muy criticadas faldas de solo una cuarta de largo que lucieron en la fiesta del «Perdón del Pavo», el día de Acción de Gracias de 2014.

Desprovistas de medias, las mujeres Obama, escogieron para su llegada a Cuba un calzado muy cómodo. Michelle, unas simples bailarinas, mientras que su hija Sasha llevó unas zapatillas de algodón y suela de goma blanca. Malia, que había llegado al aeropuerto de La Habana con unos zapatos de salón, los cambió con toda naturalidad por unas zapatillas de deporte blancas al haberse mojado su calzado en los charcos.

El detalle se apreció por su naturalidad y por el gran interés que mostró en conocer a pie lugares simbólicos de la ciudad. A buen seguro que la actual tendencia de calzado deportivo se verá reforzada por este gesto tan sencillo como contundente de Malia Obama.

Barack Obama decidió vestir como de costumbre, con traje oscuro y corbata. Si bien en ocasiones se ha visto a los Castro -sobre todo a Raúl- recibir a mandatarios extranjeros o acudir a reuniones internacionales con la clásica guayabera blanca de bolsillos, para recibir a Obama en el Palacio de la Revolución, entre plantas exóticas y una decoración decadente, el dirigente cubano no dudó en enfundarse el tradicional traje masculino de Occidente.

Toda una declaración de intenciones: las Obama adoptaron un relajado estilo tropical y Raúl Castro esperó a sus «eternos enemigos» vestido cual banquero de Wall Street. Esto promete.

Habana que lo invita a tomar una taza de café

havana-live-cartea-obama

LA HABANA (CUBA), 17/03/2016.- Ileana Yarza, la cubana de 76 años, que recibió esta tarde una carta del presidente Barack Obama, posa con ella hoy, jueves 17 de marzo de 2016, en su casa en La Habana (Cuba). La cubana que recibió hoy una carta del presidente Obama enviada en el vuelo inaugural del restablecido servicio de correo directo entre EE.UU. y Cuba, dijo a Efe que siente que ‘ha entrado en la historia’ gracias al mandatario, al que espera conocer durante su visita a la isla. EFE/Alejandro Ernesto

LA HABANA ,marzo 19th  (EFE)  “Querida Ileana: Gracias por sus amables palabras. Agradezco su apoyo a lo largo de los años y espero que esta nota -que le llega a través del primer vuelo de correo directo entre Estados Unidos y Cuba- sirva como un recordatorio de un nuevo capítulo brillante en la relación entre nuestras dos naciones”, así comienza la carta que el presidente Barack Obama le escribió a la cubana Ileana Yarza, una economista jubilada de 76 años que vive en La Habana

El presidente Obama aprovechó el restablecimiento de los servicios postales directos entre EUA y Cuba para responder de puño y letra a Ileana, quien había manifestado su deseo de conocerlo. Además, esta cubana que domina el inglés por haber “estudiado en colegios privados estadounidenses cuando era niña en La Habana”, en la carta que le había enviado el 18 de febrero a Obama, lo invita a tomar una taza de café en su casa.

Y el presidente Obama le contestó: “Estoy deseando visitar La Habana para fomentar esta relación y resaltar nuestros valores compartidos. Y, con suerte, voy a tener tiempo para disfrutar de una taza de café cubano”. “Siento que me va a venir a ver, siento que se va a tomar ese café que le prometí y siento que le voy a poder dar ese brazo grandísimo, a Michelle y a las niñas”, dijo Ileana en su casona del habanero barrio del Vedado, donde vive rodeada de obras de arte y recuerdos familiares.havana-live-cartea-obama

Corresponsales de Efe fueron testigos del momento en que recibió el sobre amarillo remitido por la Casa Blanca con el membrete “USA-CUBA Direct”.

Obama viajará acompañado de su esposa e hijas el domingo y cumplirá sus compromisos oficiales el 21 y 22 de marzo, en este acercamiento entre Washington y La Habana. Ambos países restablecieron relaciones diplomáticas en julio de 2015. Barack Obama será el primer presidente de EUA en activo que pisa suelo cubano en casi 90 años.

La Habana, hervidero de obras para lucir su mejor cara en la visita de Obama

Cuando quedan apenas 10 días para la visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a Cuba, en La Habana se arreglan calles, se remozan monumentos, se pintan fachadas y se aceleran construcciones para que la capital luzca su mejor cara durante el histórico acontecimiento.

Cuadrillas de obreros sobresalen por estos días entre un número cada vez mayor de turistas y se suman al ajetreo típico de zonas clave de la ciudad como La Habana Vieja, la barriada del Vedado, los alrededores de la emblemática Plaza de la Revolución y el Estadio Latinoamericano, donde Obama asistirá a un tope amistoso de béisbol.

Para el ojo perspicaz estas mejoras pueden dar pistas sobre la posible ruta y posible programa presidencial en la urbe habanera, a donde Obama llegará el domingo 20 de marzo acompañado por su esposa, Michelle; el secretario de Estado, John Kerry; y una extensa delegación oficial.

El monumento a las víctimas del acorazado estadounidense Maine, devenido símbolo del enfrentamiento entre Cuba y EEUU y situado a metros de la embajada del país norteño en La Habana, es uno de los sitios que recibe mejoras, enfocadas sobre todo en la visita de Obama, según contó Álvaro, uno de los restauradores.CUBA EEUU (3)Sin dejar de trabajar, este joven explica que las obras consisten en “quitar el óxido” a las cadenas que rodean los cañones del conjunto escultórico, a las que planean “dejar limpias para después pintarlas”.

Sobre la visita de un presidente de EEUU a Cuba, el primero en 88 años, dijo que va a ser “beneficioso” para los cubanos, quienes esperan que “vengan más a menudo” personalidades internacionales, sobre todo desde la nación norteamericana, con la que la isla reanudó vínculos el pasado julio tras más de 50 años de enemistad.

Entre las obras que se realizan en La Habana se incluyen además mejoras en importantes vías como las avenidas Primera y Quinta en la barriada de Miramar, los accesos al “Latinoamericano”, y la populosa arteria que pasa frente al Capitolio habanero, hoy cerrada al tráfico para agilizar los trabajos de reparación.

Para Rolando Martínez, un habanero que “se busca la vida” manejando un “bicitaxi” en la zona turística de La Habana Vieja “está bien eso de poner bonita la ciudad”.

 

“Pienso que esta visita será para bien, porque tenemos que arreglar las relaciones. Ya es tiempo de resolver nuestros problemas” aseguró Pablo, uno de los muchos cubanos que miran esperanzados la nueva etapa de normalización bilateral.

Obama llegará a Cuba el 20 de marzo y cursará una histórica visita hasta el día 22, en lo que será el primer viaje a la isla de un mandatario estadounidense en ejercicio desde el del presidente Calvin Coolidge en 1928.

Obama viajará al país caribeño con la meta de ampliar los avances logrados con la normalización bilateral, iniciada en diciembre de 2014, e incidir en las mejoras pendientes sobre los derechos humanos.

“Lo que no sé es por qué tienen que esperar a que venga alguien para hacer esas cosas. ¿Por qué no lo hacen siempre, para que cuando venga la gente ya todo esté hecho?”, se pregunta este joven habanero.CUBA EEUU (1)Aunque se confiesa contento por el lavado de cara que recibe la ciudad, “sobre todo la parte antigua”, Martínez afirmó estar preocupado por el reabierto Gran Teatro de La Habana, a metros del Capitolio, un edificio que “quedó lindísimo, pero que ahora con todo este polvo, van a tener que limpiarle de nuevo la fachada”.

Gran expectativa levantan además los trabajos con que esperan dejar a punto el Estadio Latinoamericano, al que hoy se le cambian las cubiertas, el césped y se mejora la zona VIP para el juego de béisbol entre los Rays de Tampa Bay (Florida) y la selección cubana, por celebrarse el día 22 con la asistencia de Obama.

Otros edificios que también mostrarán sus mejores colores son los hoteles Nacional y el Habana Libre, antiguo Habana Hilton, este último una de las sedes donde trabajarán los cientos de periodistas acreditados para el histórico evento, que marcará un hito en el deshielo iniciado hace más de un año entre las dos naciones.

http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article65259277.html#storylink=cpy

Obama saluda al pueblo cubano: “Nos vemos en La Habana”

havana-live-obama1LA HABANA, 22 Feb. (ACN) “Nos vemos en La Habana”, saludó en español el presidente estadounidense, Barack Obama, al pueblo cubano.

Durante su mensaje semanal desde la Casa Blanca el mandatario, quien viajará por dos días a la Isla el próximo 21 de marzo invitado por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, dijo que su visita será una oportunidad para seguir adelante con el acercamiento entre las dos naciones.

Adelantó que se reunirá en la capital cubana con el presidente Raúl para hablar sobre “cómo podemos facilitar el comercio y cómo podemos facilitar a los cubanos el acceso a Internet y la creación de sus propios negocios”.

Habló sobre comercio, internet y potenciar los negocios, pero evitó pronunciarse sobre el bloqueo económico, comercial y financiero de su gobierno contra Cuba, principal obstáculo para avanzar en esos temas.

Obama dijo que hablará en la mayor de las Antillas con franqueza acerca de las diferencias importantes con el gobierno, en temas como la democracia y los derechos humanos (DD.HH).

El asunto de los derechos humanos en la Isla es una cuestión en la que el ejecutivo norteamericano ha insistido, sobre lo cual Josefina Vidal, directora general de Estados Unidos de la Cancillería, reiteró el jueves último que Cuba está abierta a conversar con el Gobierno de ese país sobre cualquier tema, incluyendo los DD.HH.

Con el Gobierno estadounidense tenemos diferentes concepciones y puntos de vistas sobre cuestiones tales como la democracia, los modelos políticos, las relaciones internacionales y los DD.HH. también, apuntó Vidal y recordó que delegaciones de ambas naciones han sostenido diálogos sobre DD.HH., siempre sobre bases de respeto, igualdad y reciprocidad.

Cuba también tiene opiniones sobre los derechos humanos en EE.UU. y experiencias positivas que compartir en ese campo, subrayó Vidal.

La diplomática caribeña dijo que conversar sobre DD.HH. y otros asuntos es parte de la decisión de la Mayor de las Antillas para construir una nueva relación con Estados Unidos.

En su mensaje radial Obama destacó que cuando él y su esposa Michelle visiten La Habana será la primera vez que lo haga un presidente de EE.UU. en funciones en casi 90 años.

Justificó su periplo basado en la decisión que tomó hace más de un año de comenzar un nuevo capítulo en la relación con el pueblo cubano.

Más estadounidenses están visitando Cuba que en cualquier momento en los últimos 50 años, forjando nuevos lazos y amistades que están acercando a nuestros países, apuntó.

Agregó que cuando se reanuden los vuelos directos y los transbordadores marítimos muchos más norteamericanos tendrán la oportunidad de viajar a Cuba, pero obvió la prohibición de su Gobierno a los ciudadanos de EE.UU. para hacer turismo en la Isla.

Reconoció el mandatario que todavía estamos en el comienzo de la nueva relación y que esa transformación tomará tiempo.

“Le hablaré directamente al pueblo cubano sobre los valores que compartimos”, afirmó, y admitió que la colaboración será sobre la base del futuro que los cubanos desean.

Obama podrá apreciar lo hecho por los caribeños, en decisión soberana, para transformar la economía en función del desarrollo de la sociedad y el bienestar de la población.

La visita del mandatario estadounidense, ha dicho el gobierno cubano, será una ocasión especial para ratificarle la voluntad de la mayor de las Antillas en la construcción de una nueva época en los vínculos, apegados a la Carta de las Naciones Unidas y los principios de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, el respeto a nuestras las diferencias, y a los lazos históricos, culturales y sociales entre los dos pueblos y naciones.

The New York Times destacó hoy que la decisión del Presidente de ir a la Isla “refleja su determinación de hacer tanto como sea posible antes de que termine su mandato, para forzar la apertura de las barricadas históricas e ideológicas que han separado a los Estados Unidos de su vecino en el contexto de la Guerra Fría”.

Añadió el rotativo que Obama pondrá a prueba “su convicción de que la participación agresiva, en lugar del aislamiento duro, es la mejor manera de empujar a un adversario para el cambio”.

El viaje de Barack Obama ocurre en momentos en que según encuesta de la empresa Gallup sobre Cuba, la mayoría de los ciudadanos estadounidenses –seis de cada 10– declaran tener una visión positiva de la nación caribeña.

Calvin Coolidge (1925-1929) fue el último presidente en ejercicio en viajar a Cuba en el marco de la VI Conferencia Panamericana el 15 de enero de 1928 que se celebró en La Habana, y en aquel entonces se reunió con el dictador Gerardo Machado, conocido en la historia cubana como el “asno con garras”, quien fue mandatario de la Isla entre 1925 y 1933.

La visita a Cuba del mandatario norteamericano se enmarca en el proceso hacia la normalización de relaciones entre ambos países, que comenzó el 17 de diciembre de 2014 con el anuncio de los presidentes Barack Obama y Raúl Castro de restablecer vínculos después de más de cinco décadas de enfrentamientos.

Obama quiere ir a Cuba en 2016

baff9f50-66d5-11e5-8e93-d50189b210a0_2015-09-29T141959Z_1578272992_GF10000226362LA HABANA, 14 Dic. (EFE) El presidente de EE.UU., Barack Obama, espera poder visitar Cuba en 2016, en su último año de mandato, pero solo hará ese viaje si se dan las condiciones para reunirse con disidentes en la isla, según dijo en una entrevista con el portal Yahoo divulgada hoy.

“Si voy de visita (a Cuba), parte del trato es que voy a poder hablar con todo el mundo”, explicó Obama en la entrevista, realizada en vísperas del primer aniversario del anuncio histórico del inicio del proceso para normalizar las relaciones bilaterales entre EE.UU. y el país caribeño.

“He dejado muy claro en mis conversaciones directamente con el presidente (Raúl) Castro que continuaríamos contactando con aquellos que quieren ampliar el alcance de la libertad de expresión dentro de Cuba”, afirmó.

Obama insistió en que está “muy interesado” en visitar Cuba y detalló que tomará una decisión al respecto “en los próximos meses”.

“Si, de hecho, puedo decir con confianza que estamos viendo progresos en la libertad y posibilidades para los cubanos de a pie, me gustaría usar una visita como una forma de enfatizar ese progreso”, indicó el presidente.

Pero “si vamos hacia atrás, no hay motivos para que yo esté allí. No estoy interesado en validar el statu quo”, matizó.

El 17 de diciembre de 2014, Obama y Raúl Castro anunciaron el inicio de un proceso para normalizar las relaciones bilaterales que desembocó, en julio, en la apertura de las embajadas en La Habana y Washington tras más de medio siglo de enemistad.

La semana pasada, los dos países dieron un paso más hacia la normalización completa con el anuncio de un acuerdo para restablecer el servicio postal directo a través de un plan piloto de transporte de correo y paquetería.

También se están negociando acuerdos para establecer vuelos comerciales regulares entre EE.UU. y Cuba y, a finales de noviembre, representantes de los dos Gobiernos mantuvieron en Washington una reunión centrada en la migración y otra sobre el combate al narcotráfico.

En medio de la crisis de los miles de cubanos varados en Centroamérica, Cuba está urgiendo a EE.UU. a que ponga fin a su ley de Ajuste Cubano, vigente desde 1966 y que, junto con la política de “pies secos/pies mojados”, privilegia a los cubanos que logran llegar a territorio estadounidense.

No obstante, Estados Unidos se ha negado hasta ahora a hacer cambios a esa política, incluso después del restablecimiento de las relaciones con Cuba.

Otro de los temas que sigue obstaculizando la normalización plena es el embargo económico que pesa sobre Cuba y cuyo levantamiento completo depende del Congreso de EE.UU., aunque Obama ha tomado medidas ejecutivas para flexibilizar los viajes y algunas transacciones comerciales con la isla.