Archivo de la etiqueta: Arte

Audifonomanía

LA HABANA, 13 ene. Por: Isely Ravelo Rojas  En las calles, jóvenes y adultos parecen hechizados por los oídos. Una suerte de melomanía colectiva hace suponer que los audífonos, de cualquier tamaño, color o forma, constituye accesorios imprescindibles de las personas al salir de sus Sigue leyendo

Mauricio Figueiral: La poesía musicalizada

LA HABANA, 12 ene. Por: Karla Esquivel Báez     Fotos: Jorge Luis Borges Liranza

No te conoce, pero te trata con la calidez de un amigo; y puede pasar horas conversando sobre cualquier tema, sobre todo si se habla de música. En una mano la guitarra y en la otra el corazón, que deja en Sigue leyendo

La Ceiba me dijo tú

La Ceiba me dijo túLA HABANA, 11 ene. (DDC) Factoría Habana sigue marcando la diferencia. El espacio situado en la calle O΄Reilly 308, en Habana Vieja, exhibe la muestra colectiva La Ceiba me dijo tú.

Abierta hasta el próximo 28 de febrero, con curaduría de Concha Fentela, es un coro de tres voces Sigue leyendo

Riera Estudio… apuesta al desarrollo

 

 

 

 

 

 

 

 

Por: Yanelys Hernández Cordero

Conversar con Samuel Riera acerca del Art Brut Project fue una inyección de drenalina. No por ser el único proyecto independiente de su tipo en el país ni por todo el impacto social que ha logrado; sino por la pasión y el talento que emanan los más de cincuenta potenciales creativos aglutinados, quienes demuestran que si de comunicación para el cambio se trata, Riera Estudio es un referente indiscutible.

SI EL CERRO TIENE LA LLAVE, RIERA ESTUDIO ES SU PUERTA AL ARTE, AL INTERCAMBIO, A LA REFLEXIÓN: AL DESARROLLO.

Décadas han pasado desde que Samuel Riera convirtiera su casa en este municipio capitalino en taller-galería de la creación. El espacio ha sido testigo de muestras, intercambios académicos, proyecciones de cine, charlas…. Pero desde hace cinco años el artífice desarrolla el Art Brut y el Outsider Art, que más que proyectos, constituyen expresiones artísticas. El Arte Bruto (traducción al español) se interesa en la creación que se desarrolla en la periferie tanto urbana como rural, muchas veces subvalorada. Sus protagonistas emplean las herramientas artísticas pero no con fines económicos, ni para llegar a un museo u otro espacio legitimado, sino como una forma de comunicación.

Los primeros acercamientos al término de Art Brut que se tienen en Cuba fueron realizados por Samuel Feijóo (1914-1992), poeta, narrador, pintor, maestro y periodista cubano. Sin embargo, la tendencia artística data de 1945 y reconoce al francés Jean Dubuffet (2) como el padre del Art Brut a escala universal. El objetivo principal de Samuel es, precisamente, redescubrir esta tendencia de arte emocional en nuestro país. Desprovisto de influencias e interesado en las dinámicas informales a través de ese juego fantasía-realidad, el Arte Bruto no fecunda de referentes ni intenta copiar la obra de grandes, pues nace desde cero, desde el corazón, y para satisfacer una necesidad de expresión.

Desde sus inicios ha logrado aglutinar a más de cincuenta personas entre enfermos mentales y discapacitados físicos (con padecimientos como esquizofrenias, neurosis, adicciones, Síndrome Down o espectro autista), visionarios, constructores de realidades paralelas, abducidos, hombres comunes, entre otros que desarrollan su labor creativa en Riera Estudio. Hoy muchos de los treinta y cinco protagonistas activos de Arte Brut vienen de otros municipios habaneros, algunos tan distantes como Rubén (Regla) y Damián (Alamar). En su mayoría imposibilitados de desarrollar la acción creativa en sus dugares de residencia o simplemente se sienten más a gusto en las instalaciones de un estudio ausente de prejuicios.

El proyecto cuenta con un pequeño equipo de trabajo compuesto por el propio Samuel, Derbis Campos, Eduardo Digen, Eric Miranda y con asesores de psiquiatría como la Doctora María Antonia Felipe. A decir de Riera “los múltiples colaboradores sensibilizados que se han vinculado a la causa y cada vez suman más, han sido factor sustancial en el éxito”.

La experiencia docente de Samuel en San Alejandro y sus dotes de comunicador por excelencia, lo han ayudado en su andar por estos complejos contextos. En este sentido imparte talleres, conferencias, charlas e intercambios académicos relacionados al Art Brut con el objetivo de educar y divulgar sobre esta particular tendencia artística. Además, imparte metodologías de enseñanza, destinadas a tratar con personas en condiciones especiales y a fomentar el desarrollo de sus capacidades, sin influir en el progreso creativo, solo partiendo de la expresión y singularidad de la creación más pura. Ratificado por reconocidas galerías internacionales con experiencia en el perfil, debido a este trabajo revolucionario se ha logrado conformar una colección de Art Brut cubano (único referente en el país para esta tendencia de arte).

Gracias al esfuerzo, perseverancia y al deseo intrínseco de hacer realidad esta quimera, el estudio en la actualidad cuenta con oficinas de trabajo, salas expositivas, registro y almacenamiento de obras de Art Brut. La iniciativa proactiva incluyó la conversión de una de las salas de exposición en taller, para así ofrecer dichas residencias de trabajo diarias; donde además se facilitan materiales, alimentación y asesoría en los proyectos personales, si así lo requieren.

Los trabajos de cada miembro del Art Brut Project son documentados, catalogados y por último, valorados. Muchos de ellos incluyen la carpeta del proyecto, que exhibe la obra de cada artista y la divulga en forma de catálogos, plegables e informativos impresos o digitales. El proceso comprende un trabajo de sensibilización y orientación social, y principalmente familiar.

El arte hecho de olvidos


 arte, La Habana,Wilay Méndez Páez
LA HABANA, 5 Junio (Cubanet)  El escultor Wilay Méndez Páez descubre el sentido artístico de los escombros que le saltan a la vista en las calles de La Habana.

El artista de 32 años, oriundo de Pinar del Río, considera que reciclar es un Sigue leyendo

Artistas extranjeros abren galerías en la Habana Vieja

havana-live-Meat-Marble-Ole-Martin-Lund_CYMIMA20160221_0008_16

En el tercer piso de este edificio, donde se ven las cintas colocadas en las puertas, radica la galería Meat & Marble inaugurada este viernes por el noruego Ole Martin Lund Bo.

LA HABANA,21 (14ymedio)  Feb. Los invitados a una exposición artística en la calle Cárdenas esquina a Corrales se sorprendieron este viernes al descubrir que el evento era en realidad el estreno de una nueva galería alternativa en La Habana. Sin mucha formalidad quedó abierta al público la muestra Close, but no cigar, gestionada por el noruego Ole Martin Lund Bo, anfitrión del lugar.

La Habana Vieja está aún muy lejos de parecerse al parisino Montmartre u otros barrios artísticos de renombre, pero se percibe el interés de varios creadores extranjeros por ubicar sus estudios y galerías en las casonas de estilo colonial que abundan en las estrechas calles del municipio más turístico de la capital cubana.

El recién inaugurado espacio lleva el nombre de Meat & Marble y desde esta semana cuelgan en sus paredes obras de los noruegos Ann Cathrin November Hoibo, Jan Freuchen, Linn Pedersen, y el propio Ole Martin, junto a los creadores cubanos Stainless y Richard Somonte.

El gestor de Meat & Marble ha participado en varias exposiciones colectivas en galerías e instituciones de su país natal, como el Museo Astrup Fearnley de Arte Moderno de Oslo y la Bergen Kunsthall. Ole Martin asume en su obra la escultura, la pintura y la fotografía y asegura que cada elemento en su trabajo “es un código que lleva a algún lugar fuera del lienzo”.

Ole-Martin-Lund-Habana-Vieja_CYMIMA20160220_0008_16

El artista noruego Ole Martin Lund Bo en su nuevo estudio galería de la Habana Vieja. (14ymedio)

Entre las piezas expuestas ante un público de casi cien personas, llamaron la atención algunos como Pintura sobre Lana, Styrofoam en Llamas, Manos en Libros y Tenis sobre Lienzo. Las particularidades de la obra del noruego las define el mismo cuando asegura que pinta “la superficialidad y la falsificación; la estupidez y la ansiedad”.

Ole Martin contó a 14ymedio que vino a Cuba hace poco más de seis meses y pretende permanecer por un tiempo largo. “Este es mi estudio personal, es aquí donde produzco mi obra”, comentó el artista que tiene el propósito de “invitar de vez en cuando a otros artistas para que vengan y exhiban aquí, aunque sea por un par de días”.

Consciente de la necesidad que tiene el circuito artístico cubano de galerías independientes, el pintor noruego asegura que le gustaría organizar muestras que “permanecieran por más tiempo”, pero “hay muchas personas que están buscando espacios como estos y quiero darles una oportunidad”. Interrogado acerca de los apoyos institucionales que recibe su iniciativa, aclaró que se trata de “un esfuerzo personal con la ayuda de la embajada de Noruega”.

Sergio, un joven artista plástico, dijo estar literalmente “goloso” ante el espacio que se ofrece en las despintadas paredes de esta vieja casona. “Aquí van a venir los que están interesados en hacer arte. Hace falta que se mantenga y que no se ponga mala la cosa”.

La misma reacción podía advertirse en los ojos de muchos otros prometedores talentos que se apresuraban a anotar en una lista sus teléfonos y correos electrónicos para inscribirse así entre los aspirantes a futuras exposiciones, o al menos para ser avisados de las próximas. Daba la impresión de que el nuevo lugar ya empezaba a no dar abasto.