Sunrise Airways planea ampliar sus rutas comerciales en Cuba

Sunrise Airways planea ampliar sus rutas comerciales en CubaLA HABANA, 18 jun (PL) Sunrise Airways planea hoy ampliar sus rutas comerciales con Cuba, como parte de la iniciativa One Caribbean, que proyecta hacer de Haití un centro regional.

La aerolínea desde 2012 promueve el concepto de transporte aéreo seguro, confiable y cómodo con un precio atractivo, y en los últimos dos años ha experimentado un crecimiento del número de pasajeros de 69 mil en 2016 a 140 mil en 2017, con una proyección de 200 mil para este año.

De acuerdo al presidente de Sunrise Airways, Philippe Bayard, las excelentes relaciones históricas entre Haití y Cuba se remontan a 200 años y han sido un factor determinante a la hora de elegir destinos en la mayor de las Antillas.

‘Empezamos a volar en abril de 2014 con un avión Jetstream 32 (19 asientos) a Santiago desde Puerto Príncipe y operamos 11 vuelos por semana con un Airbus A320 (150 asientos) a tres destinos, Santiago, Camagüey y La Habana’, subrayó el directivo.

Para el 2019, la aerolínea planea abrir otras dos rutas en Santa Clara y Holguín, en Cuba, Kignston en Jamaica, y más adelante se unirán Santo Domingo y Curazao.

‘Comenzamos hace un mes las conversaciones con la Autoridad de Aviación de Cuba para establecer un acuerdo entre Cubana de Aviación y Sunrise Airways. Este es un paso importante para nosotros en línea con nuestro objetivo final a largo plazo de conectar el Caribe directamente o mediante una asociación entre aerolíneas regionales: One Caribbean’.

El objetivo de Bayard es ambicioso, convertir a Haití en el centro de un sistema de rutas alimentadoras dentro del Caribe, lo que apoyará el crecimiento continuo del país, mediante el estímulo del comercio y el turismo.

De acuerdo al directivo, existe una dependencia excesiva en el servicio prestado por operadores estadounidenses, en particular American Arlines, que se utiliza como punto de distribución para otras áreas en la región.

Sin embargo, precisa Bayard, la elección de Puerto Príncipe es un poco prematura, incluso con las nuevas conexiones con Cuba y Santo Domingo, porque la infraestructura aeroportuaria de Haití es totalmente inadecuada y no apta para el tránsito masivo en el mercado.

Asimismo, señaló el nivel excesivo de impuestos sobre el boleto y el precio, así como el alto costo del combustible de aviación, entre los más elevados de la región, como grandes desventajas para el desarrollo del mercado de la aviación en el Caribe.

En este 2018 la aerolínea invertirá en tecnología y un cambio sustancial en los sistemas contables, sitio web y sistemas de reserva.

‘Medimos cómo la tecnología es importante hoy en el flujo de trabajo para ganar productividad en todos los niveles de la experiencia del cliente. Esta es la razón por la que limitaremos la apertura de nuevos destinos en 2018. Solo dos en proceso: Curazao Santo Domingo y Santo Domingo Habana. Para abrirlos, pronto recibiremos un nuevo avión’, concluyó Bayard.