Senador estadounidense se encuentra en La Habana con el canciller Bruno Rodríguez

Senador estadounidense se encuentra en La Habana con el canciller Bruno RodríguezLA HABANA, 6 ene. (EFE)  El canciller cubano Bruno Rodríguez se reunió este viernes en La Habana con el senador republicano estadounidense Jeff Flake, uno de los principales promotores del acercamiento bilateral en el Congreso de Estados Unidos, informó el Ministerio de Exteriores de la isla.

El encuentro de Rodríguez y Flake se produce en medio de un clima renovado de tensión en las relaciones entre EE.UU. y Cuba, debido al repentino viraje en la política del país norteamericano impulsado por la administración de Donald Trump.

En el intercambio participó también la directora general para Estados Unidos de la Cancillería cubana, Josefina Vidal, una de las caras más visibles del “deshielo” entre ambos países, que restablecieron relaciones diplomáticas en julio de 2015.

La cancillería recuerda, en una nota publicada en la web oficial Cubaminrex, que el senador republicano por el estado de Arizona ha viajado en numerosas ocasiones a la isla y forma parte de un creciente grupo bipartidista dentro del Capitolio estadounidense que aboga por el acercamiento bilateral.

“En especial, Flake ha sido el principal promotor de un proyecto de ley que propone la eliminación de las restricciones a los viajes de los estadounidenses a Cuba, que actualmente cuenta con el apoyo de otros 54 senadores, es decir, más de la mitad de los miembros del Senado (de EE.UU)”, destaca el comunicado.

También estuvieron presentes en el encuentro la vicedirectora de EE.UU del Ministerio cubano de Exteriores, Johana Tablada, y el embajador Carlos Fernández de Cossío.

La Ley de Libertad para Viajar a Cuba fue presentada por primera vez en 2015 por el republicano Flake y el senador demócrata Patrick Leahy, quienes la llevaron de nuevo ante el Congreso en junio de 2017.

Ambos senadores viajaron con el expresidente Barack Obama en su histórica visita a La Habana en marzo de 2016.

Flake y Leahy también tuvieron un importante rol en la liberación del contratista estadounidense Alan Gross, apresado en Cuba bajo cargos de espionaje.

La relación entre el Gobierno cubano y Estados Unidos mejoró notablemente tras el “deshielo” anunciado en diciembre del 2014 por el entonces presidente de EE.UU, Barack Obama, y Raúl Castro.

El anuncio abrió un acercamiento que tuvo como momentos relevantes la reanudación de nexos diplomáticos, la reapertura de embajadas, la visita de Obama y el restablecimiento de los vuelos comerciales directos entre los dos países.

Los gobiernos de ambas naciones acordaron colaborar en varias áreas, entre ellas la educación, la salud, la cultura, la lucha contra el tráfico de drogas y los temas migratorios.

Sin embargo, la llegada en 2017 a la Casa Blanca de Trump ralentizó la nueva etapa de “normalización” de relaciones y enrareció de nuevo los vínculos bilaterales tras el giro de políticas ordenado por Trump, contrario al acercamiento entre los dos países.